La calima regresa y trae nuevas lluvias de barro

El empeoramiento de la calidad del aire, principal consecuencia negativa del polvo sahariano en suspensión

Como habían advertido los meteorólogos, la calima ha regresado a la Costa del Sol. Desde esta mañana, los cielos vuelven a teñirse de naranja como consecuencia del polvo sahariano en suspensión ,y las lluvias caen en forma de barro. Sin embargo, no lo harán con la intensidad de los últimos días.

La borrasca atlántica que atraviesa el Estrecho y el litoral malagueño es responsable, tanto de las lluvias como de la entrada del polvo africano. La principal consecuencia negativa de este fenómeno es el empeoramiento de la calidad del aire. Por ello, los expertos aconsejan a las personas con problemas respiratorios, que eviten salir a la calle o que lo hagan con mascarilla.