Las subvenciones se destinan a 12 iniciativas que buscan la integración y el arraigo de estas personas y sus familias

La Consejería de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local ha otorgado ayudas a una docena de entidades sin ánimo de lucro que trabajan con migrantes en Málaga por un importe de 110.000 euros y que tienen como objetivo poner en marcha programas destinados al arraigo, inserción y la promoción social de personas inmigrantes y sus familias, la gestión de la diversidad cultural y el fomento de la cohesión social.

Las subvenciones se enmarcan dentro de una de las líneas de ayudas que convoca la Dirección General de Políticas Migratorias a través de la delegación territorial de Málaga y que se conceden en régimen de concurrencia competitiva. En concreto, en Andalucía ascienden a 1.100.000 euros, siendo la cuantía para la provincia malagueña similar a la de años anteriores. Sin embargo, en esta convocatoria, se han actualizado distintos aspectos relacionados tanto con la adaptación a la normativa actual como a las recomendaciones de la Intervención.

Así, las nuevas subvenciones han simplificado los trámites administrativos para su solicitud, delimitan las actividades subvencionables y anteponen la calidad de los proyectos a la cantidad. Del mismo modo, se amplían las cuantías máximas asignadas a los proyectos -pasando de 10.000 a 20.000 euros- y se aumenta el plazo para justificar la inversión de las ayudas a dos meses.

Estas subvenciones suponen “un avance en favor de la integración social, económica y cultural de las personas que llegan a la provincia”, ha explicado la delegada territorial de la Consejería de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local en Málaga, Nuria Rodríguez, quien ha apuntado que el cambio de las bases es “una prueba de la prioridad del Gobierno de la Junta de Andalucía en lo que se refiere a políticas migratorias” pues era necesario “adaptar las subvenciones, que databan de 2009, a los nuevos fenómenos y brindar toda la ayuda a estas entidades, que son las que están cada día a pie de calle”.

En la provincia de Málaga se han concedido ayudas a una docena proyectos, por un importe total de 110.000 euros. Así, la Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes empleará la ayuda de 9.303 euros a realizar un acompañamiento global a jóvenes inmigrantes extutelados. Cruz Roja Española en Málaga invertirá la subvención de 11.513 euros en la atención a las víctimas de trata de seres humanos y el trabajo con el entorno. En el caso de la Fundación Pro Libertas será el trabajo por la autonomía de los jóvenes inmigrantes extutelados a lo que dedique la partida de 10.346 euros de la que ha resultado beneficiaria.
La Comunidad de Adoratrices de Málaga destinará a su proyecto Vive y camina los 10.120 euros de subvención. En el caso de la Asociación Cooperación y Desarrollo con el Norte de África (Codenaf), la partida de 9.115 euros la usará para activar un pop-up informativo y formativo para mujeres de origen inmigrante y su entorno personal y profesional. La prevención de la mutilación genital femenina en comunidades procedentes de países o zonas donde la incidencia de esta práctica es el objetivo al que irán los 9.969 euros de ayuda que recibe Médicos del Mundo.

Por su parte, Málaga Acoge realizará labores de apoyo a la integración de jóvenes extranjeros, procedentes del sistema de protección de menores, en situación de sinhogarismo en Málaga con los 8.841 euros de subvención. La misma cantidad es la que ha recibido la Asociación de Mujeres Progresistas La Mitad del Cielo con la que desarrollará una intervención social para integración de las mujeres inmigrantes.

La Asociación Mujer Emancipada trabajará en la integración con mujeres víctimas de trata y prostitución gracias a una ayuda de 8.393 euros. En el caso de la Plataforma Antequera Solidaria, usará los 8.498 euros que ha recibido en la inserción laboral para mujeres inmigrantes con hijos menores a su cargo en situación de exclusión social.

Por último, Nueva Alternativa de Intervención y Mediación (Naim) dedicará a la formación para la inclusión una partida de 7.245 euros. Prodiversa, en su caso, centrará el foco en la atención integral de las mujeres extranjeras gracias a una subvención de 7.812 euros.
Las entidades beneficiadas tienen entre cinco y 12 meses de plazo para ejecutar los proyectos y habrán de ser justificadas en el plazo de dos meses a contar desde la finalización del plazo de ejecución previsto.