Fuengirola recibe las cuatro banderas azules que acreditan sus playas

El Ayuntamiento de Fuengirola ha recibido este lunes las cuatro banderas azules “que acreditan la calidad de todas sus playas” en aspectos como el medioambiental, servicios e instalaciones

La entidad que gestiona estos distintivos ha concedido banderas a las cuatro playas del término municipal: El Castillo, Fuengirola, Los Boliches-Las Gaviotas y Carvajal. Por tanto, este verano las banderas azules ondearán en los siete kilómetros de la costa fuengiroleña.

Las banderas azules premian la idoneidad de las playas y parámetros como la accesibilidad, “donde Fuengirola fue pionera en 2001 en tener una playa especialmente adaptada a personas con discapacidad”. De hecho, a día de hoy, las cuatro playas de la ciudad cuentan con una parcela totalmente adaptada a personas con movilidad reducida, con zonas de sombra, suelo de tarima para facilitar el desplazamiento con sillas de ruedas o a personas que presenten otras dificultades, y además, cuentan con asistencia de personal de salvamento.

También la seguridad, limpieza, información y gestión ambiental del frente litoral son aspectos que el organismo que concede estos distintivos ha tenido en cuenta, han precisado desde el Consistorio.

En materia de limpieza, el Ayuntamiento ha reforzado este verano el servicio de playas para garantizar las medidas de seguridad e higiene dictadas por las autoridades sanitarias. De esta forma, se ha incrementado la desinfección de los aseos públicos y barandillas de acceso, que se hacen tres veces al día; así como el cribado de la arena, que aumenta con once operarios más dedicados a estas labores.

Las playas han obteindo recientemente el distintivo ‘Andalucía Segura’ que acredita el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias decretadas por las autoridades sanitarias.

En cuanto a la seguridad de las playas, cabe destacar que esta temporada está más reforzada que nunca, pues el dispositivo cuenta con un total de 118 trabajadores entre socorristas, vigilantes municipales y los aportados por la Junta de Andalucía. Además, se ha apostado por las nuevas tecnologías que permitirán la aerovigilancia con drones y una novedosa aplicación móvil que mide en tiempo real el aforo de las playas.