Finaliza «Cultivando futuro: Plantas Multifuncionales» un proyecto de La Noria junto a Ecoherencia

Terminó el proyecto de La Noria y Ecoherencia 'Cultivando futuro: Plantas multifuncionales' | Málaga Magazine

 

  • Se estima que el 96% de la dieta mundial se compone por unas 30 especies vegetales diferentes
  • La región mediterránea cuenta con un amplio abanico de especies vegetales multifuncionales consideradas ‘malas hierbas’

 

La Noria clausura el proyecto ‘Cultivando futuro: Plantas Multifuncionales’; un proyecto que se llevó a cabo de la mano de Ecoherencia.

Esta iniciativa tenía el objetivo de fomentar estas especies de plantas consideradas ‘malas hierbas’ como recurso y estrategia de lucha contra el cambio climático. El proyecto se enmarcó en el convenio de colaboración entre la Diputación de Málaga y la Obra Social ‘la Caixa’.

Las ‘PlaM’ (plantas multifuncionales) son plantas comestibles de fácil cultivo que sirven de apoyo en el huerto, para la recuperación de espacios degradados y son medicinales.

Se estima que el 96% de la dieta mundial se compone por unas 30 especies vegetales diferentes. Sin embargo, diversos estudios afirman que la lista de plantas comestibles en el planeta puede rondar entre las 27.000 y las 65.000 especies.

 

‘Cultivando futuro: Plantas Multifuncionales’ se desarrolló en un curso online en el que participaron más de 300 alumnos

 

Ecoherencia junto a La Noria trabajaron en un cambio de paradigma que las considere como una fuente de recursos de fácil acceso y mantenimiento, ya que fomentan la sostenibilidad ambiental, la economía circular y la soberanía alimentaria debido a su gran capacidad de adaptación a las condiciones climáticas locales.

 

cultivando futuro, ecoherencia y la noria málaga

 

Las actuaciones que se realizaron en el proyecto consistieron en un curso de formación online y talleres de plantas multifuncionales para jóvenes y adultos de las que se beneficiaron más de 300 participantes.

Además, Ecoherencia desarrolló ensayos de productividad de plantas multifuncionales y asociación de cultivos en la huerta de La Noria, donde trabajaron principalmente con seis especies vegetales. 

 

Se pretendía fomentar la sostenibilidad ambiental, la economía circular y la soberanía alimentaria

 

Las previsiones de los efectos del cambio climático planteadas para Málaga estiman una severa disminución de la cantidad de lluvia y un aumento de las temperaturas. Frente a este escenario, los cultivos actuales serán extremadamente vulnerables a las plagas, enfermedades y a la disponibilidad del agua.

La región mediterránea cuenta con un amplio abanico de especies vegetales multifuncionales como la ortiga, la malva, la caléndula, el ajo social o el aloe, entre otras; plantas con muy bajos requerimientos, numerosas aplicaciones y, además, comestibles.

Actualmente, muchas de ellas se consideran ‘malas hierbas’ que hay que eliminar a través de productos  fitosanitarios que afectan negativamente al entorno.