Estepona refuerza el servicio de socorrismo de playas con un dron que realizará labores de rescate

Este nuevo dispositivo tendrá la capacidad de lanzar hasta dos salvavidas desde el aire a los bañistas que estén en riesgo de ahogamiento.

El Ayuntamiento de Estepona informa que el servicio de socorrismo acuático de playas se reforzará este verano con un dron con capacidad para realizar labores de rescate en el mar.

La concejala adscrita al área de Playas, Susana Aragón, ha explicado que la ciudad contará con un dron que podrá lanzar desde el aire hasta dos chalecos salvavidas a los bañistas que se encuentren en riesgo de ahogamiento.

Este servicio pionero en el municipio permite a los pilotos, que manejan el dron desde un puesto situado en la arena, aproximarse con prontitud a la persona que se encuentra en riesgo en el mar. Una vez que sobrevuele la zona en la que se encuentra el bañista, el dispositivo arrojará un chaleco de rescate que se hinchará automáticamente al entrar en contacto con el agua, reforzando así el rescate de la víctima.

Aragón ha indicado que, por primera vez, se van a aplicar estas nuevas tecnologías en las playas de Estepona y ha apuntado que el dron se utilizará de forma segura en el litoral en caso de que resulte necesario. A ese respecto, ha apuntado que este tipo de aeronave pueden volar con estabilidad y garantías incluso en momentos en los que se registren fuertes vientos.

Por otra parte, este dron reforzará el servicio de socorrismo, que este año se amplía a la playa de El Saladillo. Así este año La Rada cuenta con 10 socorristas, El Cristo con 4, El Padrón con 3, El Saladillo con 3 y Arroyo Vaquero con otros tres socorristas.

Además, el servicio contará con una ambulancia con un técnico de transporte sanitario, un socorrista terrestre y un enfermero, así como con una embarcación de rescate con patrón y un socorrista acuático.

La edil adscrita a la delegación municipal de Playas, Susana Aragón, ha señalado que el servicio de socorrismo también incluye el servicio de vigilancia de las dos piscinas municipales. De esta manera, la piscina de Santo Tomás de Aquino contará con dos socorristas y la de Cancelada con un socorrista. El servicio se prestará hasta el 15 de septiembre de forma continua en horario de 12 a 20 horas en las playas, mientras que en las piscinas municipales el horario será el siguiente: de lunes a viernes de 12 a 19 horas y sábados, domingos y festivos de 11 a 20 horas.

Debido a que durante el estado de alarma el Gobierno Central paralizó todas las licitaciones públicas que se encontraban en marcha, el Ayuntamiento se ha visto afectado por esta causa y obligado a retrasar la adjudicación del servicio de socorrismo de playas.

Por este motivo, el Consistorio reiteró en numerosas ocasiones al Gobierno Central que permitiese continuar con las licitaciones que, como la del servicio de socorrismo de playas, se comenzó a tramitar el pasado mes de febrero pero se mantuvo paralizada durante casi tres meses.

Mientras, voluntarios de Protección Civil están vigilando el litoral de Estepona con una embarcación de rescate que permite auxiliar a los bañistas que se encuentren en una situación de riesgo.

Por otra parte, el Consistorio mantiene el dispositivo especial de limpieza que se puso en marcha hace dos semanas para retirar las algas invasoras que proliferan por el litoral mediterráneo.

La edil ha indicado que este plan se mantendrá durante toda la temporada estival para garantizar que los ciudadanos puedan disfrutar de las playas de Estepona en las mejores
condiciones.

Los estudiosos de este alga invasora aseguran que esta especie habita en los fondos marinos y son los temporales de levante los que provocan sus movimientos. Esto se agrava cuando se registran vientos de poniente, ya que propician que esas concentraciones de algas acaben desplazándose hacia la costa.

El servicio de limpieza de playas, para evitar molestias a los usuarios, están concentrando su actividad en el horario nocturno, y en ocasiones puntuales, se refuerza con más maquinaria para la retirada de algas.

El Consistorio también continúa con un plan de conservación y mantenimiento de playas que está conformado por seis tractores, una retroexcavadora y cuatro máquinas para la limpieza de playas, 2 planchas, 2 remolques, 2 máquinas despedregadoras, 3 furgones, 2 vehículos 4×4 de inspección y un vehículo de asistencia y apoyo. De manera puntual, se refuerza con maquinaria externa para atender situaciones extraordinarias como la aparición masiva de algas.

Por último, el Consistorio mantiene su protocolo de seguridad e higiene en las playas para garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas en la fase 2 de la desescalada.

Así, se han reforzado las actuaciones de limpieza en los módulos de aseos, en las duchas, en los accesos y rampas a las playas y en la arena, siguiendo las recomendaciones que las autoridades sanitarias han acordado con motivo del COVID-19.