María Esther tenía tan solo 13 años cuando fue golpeada hasta la muerte por Rubén (‘El Vaca’), con 17 años

El 19 de enero Esther quedó con ‘El Vaca’. En un momento dado, este le tapó la cabeza y la golpeó con una piedra. Solo paró cuando creyó que estaba muerta y la abandonó en la depuradora de una piscina.

Al día siguiente, se encontró el cuerpo y comenzó la investigación. La Guardia Civil detuvo a ‘El vaca’ que negó los hechos pero había dejado ADN en la piedra con la que golpeó a la niña. Fue juzgado con la ley del menor y condenado a 8 años de cárcel, que hoy habrá cumplido con la justicia, según informa Antena3.

Mari Carmen Villegas, madre de la joven asesinada, está destrozada. No cree que ‘el vaca’ esté arrepentido ni que llegue a reinsertarse en la sociedad, dada la brutalidad de los hechos. Ella y su familia abandonaron el pueblo hace años ya que tiene hijas pequeñas y no quería saber nada del entorno del asesino.