El rescate del pequeño Julen tendrá serie documental que ya se está grabando

Expertos ingenieros, profesionales en laboras de rescate de cuerpos, de parte del personal que trabajó en aquellos días estarán representados en este espacio, publica la Cadena Ser.

La productora Álamo es la encargada de llevar a cabo la elaboración de este espacio para su futura comercialización y emisión en alguna plataforma de contenidos bajo demanda.

De momento, se desconoce cuando estará concluido el rodaje y el posterior montaje de la serie. Lo que sí ha trascendido es que los responsables de la producción han empezado a rodar a algunos de los expertos y profesionales que participaron en las labores de rescate del niño de dos años que se precipitó por el foso una tarde de domingo.

Entre los consultados, y que participa en el documental, se encuentra el ingeniero de caminos, y director técnico de aquella complejo situación de rescate, Ángel García Vidal, que ha relatado en la SER que las cuestiones planteadas van en el sentido de explicar las dificultades que el equipo de trabajo se encontró a lo largo de los trece angustiosos días que duró toda la operación que acabó con el hallazgo y recuperación del pequeño Julen. «Es verdad que, a veces, usamos términos demasiado técnicos o específicos, pero también es cierto que estoy acostumbrado, por lo que tuve que vivir en todos esos días, a detallar y precisar utilizando palabras básicos para entender como estaba la situación en cada momento», asegura García Vidal.

El cuerpo sin vida de Julen Roselló fue localizado sin vida a la 1:25 horas de la madrugada del 26 de enero de 2019 por los equipos de rescate. El pequeño Julen había quedado atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad, perforado para realizar sondeos de agua.

El desenlace trágico llegó trece días después de que Julen cayera en un pozo de prospección cuando pasaba con su familia un domingo de campo. La brigada de rescate minero y la Guardia Civil lograban comunicar una galería paralela con el pozo a la altura donde estaba el niño. Los equipos de rescate trabajaron sin descanso y, ante la dificultad del terreno, idearon dos galerías. Primero perforaron una vertical y a través de ella bajaron los mineros especializados para excavar el túnel horizontal que les ha llevado hasta Julen.

Tras hallar el cuerpo del pequeño Julen, la desolación cundió esa noche entre los miembros del efectivo de rescate. El coordinador de la histórica obra de ingeniería civil humanitaria que tuvo lugar durante esos 13 días, Angel García, describía entonces las escenas de tristeza y emoción que tuvieron lugar en la zona del rescate. «Nos hemos consolado unos con otros», afirmaba aquella noche el ingeniero.