El público hizo suya la calle en La noche en Blanco

Dedicada a los cuatro elementos, la propuesta este año más de cien actividades gratuitas

El público hizo suya la calle para reivindicar su posición protagonista en el encuentro más masivo y abierto entre la cultura y la ciudad.

Se trata de una TRADICIÓN PARISINA , bautizada con el nombre de ‘La Nuit Blanche’. Su ORIGEN se remonta al 2002, y tuvo que ser bastante conmovedor ya que de forma casi instantánea fue ampliamente reconocida en toda Europa. Málaga es una de las tantas ciudades que adoptó esta fiesta como suya.

Los museos de Málaga registraron este sábado largas colas de acceso coincidiendo con la celebración de la Noche en Blanco, iniciativa cultural que se desarrolla también en otras ciudades y que propuso más de cien actividades gratuitas en la capital malagueña.

Cerca de un centenar de personas han hecho cola frente al Museo Pompidou, el Picasso o el Carmen Thyssen, los tres más concurridos de la ciudad, para visitar las colecciones temporales y permanentes de las pinacotecas, que han abierto sus puertas de forma gratuita desde las 19:00 horas.

Miles de malagueños han asistido también a las diferentes actividades de la Noche en Blanco, donde los cuatro elementos –aire, fuego, tierra y agua– han sido los protagonistas, elegidos por votación popular, de las 108 actividades gratuitas que se han programado en 55 espacios de la ciudad.

La céntrica plaza de la Marina, por ejemplo, acoge el espectáculo «Elements», a cargo de las compañías extremeñas Teatrapo y Global Eventus, que han convertido cada una de las esquinas de esa plaza en un elemento, representados por un dragón, un árbol viviente, danza en el agua y bailarinas en suspensión, respectivamente.

También hubo una intervención artística en la calle Echegaray, que se ha engalanado con más de un millar de molinillos de viento para formar un cielo lleno de color, y en la calle Larios se puede contemplar la instalación «La historia como quinto elemento».