El PSOE se adelanta al alcalde y presenta su moción para municipalizar Limasa

De la Torre desvela que puso como condición hacer público el servicio de limpieza para repetir como candidato

Los socialistas se adelantan al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y presentan su propia moción para municipalizar Limasa; y no serán los únicos, Málaga para la gente-Izquierda Unida seguirá el mismo camino en el pleno de este jueves, así que De la Torre se verá en el brete de tener que decidir si apoya o no las mociones de la oposición toda vez que está en minoría y que en esta ocasión Ciudadanos no acudirá al rescate cuando presente su propia moción sobre Limasa porque no comparte el modelo público para el servicio de limpieza.

«Entendemos que era nuestra apuesta, la que siempre hemos defendido desde el año 2003 y damos la bienvenida a que Paco de la Torre se sume a nuestra propuesta. Defendemos una municipalizacion porque los servicios básicos esenciales deben ser municipales», afirmaba el portavoz socialista, Daniel Pérez.
Con su iniciativa, lo que busca el PSOE es más bien un golpe de efecto porque, en la práctica, la moción no concreta demasiado los términos de la municipalización más allá de pedir que se garanticen los derechos laborales de los trabajadores tanto en la empresa pública que se cree como en caso de ‘reversión’ (lo que supondría la instauración de un modelo completamente privado, según aseguraba este lunes De la Torre). Los socialistas también pedirán que se garantice la recuperación de la deuda que mantienen los privados con el ayuntamiento.
Este intento de la bancada de izquierdas de reivindicar en el pleno una cuestión que han venido defendiendo históricamente, a saber, un servicio de limpieza público, no ha sentado nada bien al regidor, que ha llegado a desvelar que puso al PP como condición para volver a repetir como candidato a las elecciones locales de 2019 precisamente tener las manos libres para municipalizar Limasa, explicaciones del primer edil en un intento de argumentar que su posición no ha variado: “Aquí no hay cambio de criterio”, señalaba De la Torre, que aclaraba que aceptó la solución “híbrida” para Limasa, con la recogida pública y la limpieza privada, para sacar adelante los presupuestos con el apoyo de Ciudadanos.
De la Torre además insistió en las virtudes de su propuesta de ligar una parte del salario de los trabajadores a un plus de productividad y de incluir el concepto de «reversibilidad», por el cual el modelo público podría pasar a privado dependiendo de las encuestas de satisfacción a la ciudadanía sobre el servicio de limpieza. «El Grupo Socialista debe respetar que como equipo de gobierno llevemos este tema (…), pero la iniciativa y la forma de hacerlo que nos la deje a nosotros, que somos los que gobernamos».
Así las cosas, lo que parece claro es que el pleno se convertirá en todo un campo de batalla para ver quién se arroga la iniciativa de la municipalización del servicio de limpieza.