El pocero asegura ante la jueza que tapó el pozo de la finca de Totalán

El pocero Antonio Sánchez ha ratificado la primera declaración que le dio a la Guardia Civil

Tapó el pozo con una piedra “gorda” de unos 15 kilos

La jueza no ha cambiado su calificación y el pocero sigue en calidad de testigo. Ha asegurado que se ha sentido acosado con las 40 preguntas de la defensa de David Serrano, el dueño de la finca, pero ha salido de la declaración tranquilo.

Después han declarado su ayudante y el profesional que cavó la zanja. El maquinista también ha ratificado su declaración.

La juez ya ha interrogado a David Serrano, el propietario, también a los padres de Julen, que han dicho que nunca se les advirtió de que había un pozo abierto. Además han declarado los senderistas que los asistieron en los primeros momentos.

La defensa del propietario sostiene que el pequeño pudo morir a causa de los trabajos realizados para sacarlo del pozo. La jueza ya le ha denegado todas las pruebas solicitadas y ha instado a los letrados a esperar algunos de los informes y diligencias que se están realizando