martes, junio 25, 2024
spot_img
InicioProvinciaAxarquiaEl Mihrab de Vélez Málaga una joya andalusí desconocida

El Mihrab de Vélez Málaga una joya andalusí desconocida

El Mihrab está ubicado en el número 2 de la calle La Gloria, en lo que fue el arrabal de San Francisco, se conserva el corazón de una antigua mezquita. Se trata del arco del mihrab, que es un nicho, a modo de hendidura, que se situaba sobre el muro de la qibla del templo musulmán, el cual estaba orientado normalmente hacia La Meca.

Este mihrab pertenecía a una pequeña mezquita de barrio que se emplazaba en el antiguo arrabal de Los Gomeres, a extramuros de la antigua Medina andalusí de Balish (Vélez)

Su fachada queda definida por un arco de herradura ligeramente apuntado, abriendo a un reducido nicho, que era de planta cóncava, que fue alterado con las reformas de la vivienda en el siglo XVI tras la conquista de la ciudad.

Pertenece a una antigua mezquita, es una auténtica joya a nivel nacional e internacional y conserva los materiales originales desde la época de su construcción desde los siglos XIII y XIV

En 2006, el Ayuntamiento rehabilitó el inmueble y el patio interior en el que se encontró en 1995 este arco nazarí, que data de los siglos XIII-XIV.

La importancia principal del arco es que éste y su decoración arquitectónica se conservan casi en su integridad, y además aporta datos sobre lo que pudieron ser las mezquitas de barrio y casas de la época nazarí.

Este mihrab está inscrito en el catálogo de Monumentos Histórico-Artísticos de Andalucía, y también aparece en el libro de repartimiento de la ciudad de Vélez-Málaga, donde se mencionan otras 16 mezquitas.

Se caracteriza por una rica decoración en yeso y se compone por dovelas lobuladas en disposición radial y una profusa decoración por enjarjes de ataurique con formas de palmetas digitadas. El arco queda enmarcado por un alfiz, cuyos lados están cubiertos por una faja epigráfica con texto coránico.

El arco queda recorrido por un conjunto de 11 dovelas radiales de morfología lobulada y sendas albanegas repletas de palmetas dobles y simples digitadas, en una excelente labor de ataurique, que presenta un texto de grafemas estilizados donde se manifiesta la unicidad de Dios (“Dios, no hay (divinidad) sino Dios”). En el centro de las albanegas aparecen cartelas circulares en la que se expresa la misión profética de Mahoma (“… es el enviado de Dios”).

Todo el conjunto queda delimitado por un alfiz que desarrolla un programa epigráfico que está parcialmente mutilado por las reformas de la vivienda.

Por las características epigráficas y textuales cabe encuadrarlo en la segunda mitad del siglo XIV

Actividad incluida en el proyecto Innova Experiencia Andalusí para poner en valor y difundir el rico patrimonio poético andalusí de la Axarquía. Organizada por el Área de Turismo de Mancomunidad Axarquía, Impulsado desde la Secretaría de Estado de Turismo y financiado con fondos europeos Next Generation

RELATED ARTICLES