El Gobierno movilizará 200.000 millones de euros para combatir el «impacto económico y social» del coronavirus

Sánchez: «Vamos a movilizar hasta 200.000 millones de euros del PIB, el mayor esfuerzo de la historia»

Pedro Sánchez: «En esta crisis nadie será desahuciado por una situación económica difícil»

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes la movilización de 200.000 millones de euros, casi un 20% del PIB español, para medidas para combatir y paliar el «impacto económico y social» de la crisis del coronavirus en nuestro país, que ha dejado ya más de 11.300 contagiados y más de 500 fallecidos.

En una rueda de prensa telemática posterior a Consejo de Ministros, Sánchez ha explicado que se trata de «la mayor movilización de recursos económicos de la historia reciente de España», de los que 117.000 millones serán «íntegramente públicos» y el resto, «privado» y que se aplicarán en un «muy corto espacio de tiempo».

Esos 200.000 euros servirán para paliar los efectos de la crisis del coronavirus en cuatro ámbitos: «para las familias vulnerables, para proteger a todos los trabajadores, para proteger a las empresas y autónomos y para apoyar la investigación científica y médica».

Según Sánchez, el nuevo paquete de medidas que van incluidas en el real decreto-ley que se ha aprobado este martes tiene como finalidad ser un «escudo social y económico» para empresas y tejido productivo, así como familias y trabajadores, con el fin de «frenar la curva descendente» del empleo y la producción y «evitar que una crisis temporal tenga un impacto negativo permanente en el mercado laboral».

«El Estado va a asumir el choque que significa el frenazo en seco de la economía española, que es coyuntural, que pasará», ha señalado, al tiempo que ha insistido en que «nadie se va a quedar atrás».

Unos presupuestos de «reconstrucción social y económica»

Sobre los Presupuestos Generales del Estado de este año, Sánchez ha advertido de que España necesita unos «presupuestos de emergencia» y ha anunciado que su intención es presentar unas nuevas cuentas públicas «de reconstrucción social y económica», que tratará de pactar con todas las fuerzas políticas, ya que las consecuencias de esta crisis del coronavirus «van a implicar un sobreesfuerzo».

Sin embargo, estas nuevas cuentas públicas se presentarán una vez superada la pandemia del coronavirus, y teniendo en cuenta un nuevo cuadro macroeconómico que incluya los efectos en la economía del Covid-19.

En este sentido, ha asegurado que los presupuestos deben situarse «mirando al futuro y olvidar esta pandemia», con el fin de «recuperar el vigor y la normalidad», pero ha subrayado que por el momento es muy difícil evaluar el choque y las consecuencias de esta crisis.

Medidas para familias y trabajadores

Entre las medidas para las familias, Sánchez ha destacado que las que se vean más afectadas por la crisis del coronavirus podrán acogerse a una moratoria en el pago de sus hipotecas. Se trata de una medida que se suma a la prórroga de la suspensión de desahucios hasta 2024 aprobada la semana pasada. 

Para los trabajadores que acrediten deberes de cuidados de hijos o personas mayores dependientes tras el cierre de centros educativos y residencias, tendrán derecho a adaptar su jornada o la reducción de la misma, sin que puedan ser sancionados o despedidos por ello. Sin embargo, no habrá una prestación de la Seguridad Social que compense la reducción.

Medidas para empresas

Para las empresas, Sánchez ha explicado que el Estado va a proporcionar «toda a liquidez que se necesite para mantenerse en operativo». Además, ha pedido encarecidamente a las empresas que mantengan el empleo y la actividad económica:  «Hago un llamamiento a los empresarios: no despidan a los trabajadores, es una crisis temporal».

Por ello, el Ejecutivo tratará que las empresas prioricen acojerse a ERTEs y reducción de jornadas, en lugar de despedir trabajadores. Así, exonerará del pago de las cotizaciones a aquellas empresas que se acojan a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Según Sánchez, esta medida aliviará las cargas financieras de las empresas y les permitirá recuperar el empleo en cuanto pase la crisis. El presidente del Gobierno ha hecho un llamamiento para que los empresarios se acojan a estas medidas en vez de recortar las plantillas.

Además, en apoyo a las empresas, se creará una línea de avales y garantías públicas de hasta 100.000 euros para movilizar entre 150.000 y 200.000 euros en nuestra economía si se incorpora el sector privado. También habrá una línea adicional de avales de 2.000 millones para exportadores y para pymes. Asimismo ha anunciado que se tratará de impedir que empresas de países de fuera de la UE puedan adquirir entidades españolas en sectores estratégicos.

También ha anunciado medidas para los autónomos, a los que se le flexibilizará el acceso a una prestación por cese de actividad, que será distinta a la prestación habitual y a la que podrán acogerse los autónomos que hayan tenido que cerrar sus negocios por la crisis sanitaria o que hayan tenido que reducir de manera significativa su actividad.

Asimismo, se dedicarán 30 millones de euros a investigación de científica para hacer frente al coronavirus que irán destinados al Instituto de Salud Carlos III y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).