El Corte Inglés crea un spot de cuento mágico para vivir la Navidad desde los ojos de una niña, donde todo es posible (vídeo)

  • Una familia de renos, una granja, un pueblo nevado y la ilusión de los más pequeños cuando ayudan a aquellos que empiezan a aprender son el centro del spot. En esta ocasión, El Corte Inglés ha ideado su tradicional anuncio de estas fechas como un cuento mágico de Navidad, visto desde los ojos de una niña, ilusionada y curiosa.
  • La historia comienza en un pueblo nevado, donde una veterinaria acude para ayudar en el nacimiento de un nuevo miembro de una familia de renos. Una noticia esperada por la hija de la veterinaria que asiste, ese mismo día, a los primeros pasos del más pequeño, al que llama «Renny». Un estornudo del pequeño reno revela una gran sorpresa y también augura un pequeño problema, al que la niña y su hermano quieren dar una solución pidiendo ayuda a El Corte Inglés. 

Con la música original de «Mr. Magorium y su tienda mágica», interpretada por la Orquesta Sinfónica de Bratislava, este spot nos envuelve con su magia en un entorno increíble de pueblos cubiertos de nieve en plena época navideña.  

 El Corte Inglés ha convertido su anuncio especial de estas fechas en un cuento mágico que nos invita a vivir La Navidad desde la óptica de una niña, ilusionada y curiosa, para quien todo es posible. Una familia de renos, paisajes y pueblos nevados increíbles, toda una historia de magia ayuda y superación, que cuenta con la música original de «Mr. Magorium y su tienda mágica», interpretada por la Orquesta Sinfónica de Bratislava. 

Todo comienza una fría y nevada mañana de invierno con una llamada a la acogedora casa de la veterinaria de un pueblo. Una frase de siete palabras «vale venga ya voy, que esté tranquila» anticipa la llegada de un acontecimiento que están esperando y que pone en alerta a su hija, que se mete en el coche incluso antes de que la propia veterinaria salga de casa de camino a una granja. 

Momentos después de la llegada del nuevo miembro de la familia de renos, la niña, que había estado observando la escena desde la puerta del establo, pasa al interior para saludar al recién nacido. El pequeño reno intenta ponerse de pie cuando la niña se acerca y, al gesto de su caricia, el reno estornuda elevándose del suelo y revelando que está empezando a aprender a volar, con las consecuencias que supone ser un principiante y no dominar la técnica. 

A cada visita de la niña le siguen las prácticas de vuelo, tanto dentro como fuera del establo, y todas suelen acabar con caídas y coscorrones protagonizadas por «Renny», el nombre que han puesto al pequeño reno. 

Ante este problema, la niña y su hermano deciden escribir a El Corte Inglés para que sea parte de la solución con el objetivo de que el pequeño reno pueda seguir con su aprendizaje sin lastimarse.  

«Nos gusta la Navidad», es una frase que hace propia El Corte Inglés y que se convierte en realidad con el alma y la implicación que los equipos ponen en cada petición, lo que les lleva a conseguir lo imposible para mantener viva la ilusión. La campaña de este año es un buen ejemplo de ello. 

El spot de Navidad de El Corte Inglés de este año parte de una idea liderada por la agencia McCann, que ha sido dirigida con la estética y sensibilidad del realizador Maxi Blanco, donde la magia ha sido la auténtica protagonista. En esta ocasión, el protagonista «Renny» cobra vida gracias a la animación 3D que ha llevado a cabo el estudio La Posta. Los trabajos de postproducción del spot, que, entre otros aspectos, han permitido ver el pueblo cubierto de nieve, las ha realizado el estudio Metro.