El alcalde de Málaga devolverá la medalla Pushkin

El regidor aclara el futuro inmediato de la filial de San Petersburgo tras acordarlo con el Ministerio de Asuntos Exteriores

Tras varios días marcados por la polémica que la invasión de Ucrania ha suscitado en torno al Museo Ruso de Málaga y el alcalde, Francisco de la Torre (PP), el regidor ha cambiado de postura. Este viernes ha anunciado que devolverá la medalla Pushkin que recogió de manos de Vladímir Putin en 2018. Una decisión que llega tras la petición tanto del Gobierno andaluz, a través de su presidente, Juanma Moreno, como de su concejala de Cultura, Noelia Losada (Cs) y la oposición en el Ayuntamiento.

Además, tras mantener varias conversaciones con el Ministerio de Asuntos Exteriores, De la Torre ha avanzado que no habrá nuevas exposiciones en el Museo Ruso de Tabacalera, filial del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo con el que el consistorio mantiene un acuerdo de colaboración que había sido prorrogado hasta 2035.

Málaga pagaba más de 400.000 euros anuales por exponer fondos de la institución rusa. Unas transferencias que se hacían de forma individual por cada exposición y que no volverán a efectuarse. En primer lugar, como respuesta a la agresión a Ucrania, y en segundo, dadas las sanciones económicas a Rusia por parte de la Unión Europea que impiden las relaciones comerciales.

Ante este escenario, las salas de la filial malagueña no acogerán nuevos fondos procedentes de Museo Estatal. Al menos en un futuro inmediato y mientras prosiga la guerra. Si bien, tras abordar el asunto con el director general de Cooperación Cultural de Exteriores, Guzmán Palacio, se ha acordado mantener abierta la pinacoteca de Tabacalera porque tanto desde el Consistorio como desde el Gobierno central consideran que «que no es bueno cortar absolutamente esa presencia» y se debe «mantener el mensaje de que la cultura está por encima de la barbarie».

De acuerdo a esto, la actual muestra ‘Guerra y paz en el arte ruso’ -cuya partida ya se abonó- se mantendrá abierta al público, aunque el regidor no ha sabido aclarar el futuro de las obras cuando venza el plazo de la cesión, fijado para el próximo mes de abril.

Cuestionado sobre la posibilidad de que las obras que se exponen actualmente permanezcan en Málaga sin contrapartida económica, ha apuntado que «habrá que analizarlo jurídicamente» por ambas partes, aunque entiende que «al no haber transferencia de recursos tiene necesariamente que cortarse».