En la provincia de Sevilla, con los que son 203 los casos confirmados

La Consejería de Salud y Familias informa de que en el día de ayer se han confirmado dos nuevos casos de infección por Listeria monocytogenes en la provincia de Sevilla. Son 203 los casos confirmados desde el inicio de la alerta, decretada el pasado 15 de agosto. Desde hace ocho días, todos los casos nuevos de infección se han producido en la provincia de Sevilla.

La evolución del número de casos nuevos diarios se ha reducido de manera significativa y sostenida desde el día 23 de agosto como se muestra en la gráfica.

La Consejería de Salud y Familias informa también de un dato importante en la evolución del brote y es que, desde hace más de ocho días, no se ha producido ningún nuevo caso de infección fuera de la provincia de Sevilla, como se muestra en la siguiente tabla:

A día de ayer a las 20:00 horas, el número de pacientes hospitalizados con sospecha de infección o con infección confirmada era de 55 pacientes frente a 61 en el día anterior. Esto significa una reducción 9,8%.

De los pacientes ingresados en los hospitales públicos y privados a día de ayer, 21 son mujeres embarazadas, el día anterior eran 23. Cuatro pacientes están ingresados en UCI. No se han producido abortos ni recién nacidos con infección. El recién nacido con infección continúa con tratamiento antibiótico.

La distribución por provincias de los pacientes ingresados es la siguiente: Sevilla 40 (46 el día anterior), Huelva 9; Málaga 2, Cádiz 2, Córdoba 1 y Granada 1. En el resto de provincias no hay pacientes ingresados.

Desde el 22 de agosto, el número de pacientes ingresados se ha reducido en un 56%.

La frecuentación a los servicios de urgencias se mantuvo ayer en los valores normales para esta época del año.

El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento del brote de listeriosis, José Miguel Cisneros, señala que “los datos descritos confirman la inflexión del brote, con una reducción sostenida del número de casos nuevos de infección y de pacientes hospitalizados”, también ha destacado que “el brote ha quedado circunscrito a la provincia de Sevilla, pues el último caso diagnosticado fuera de Sevilla es del día 24 de agosto en Cádiz”.

Cisneros ha recalcado que “el brote aún no ha terminado y es esperable que aparezcan casos poco frecuentes durante varias semanas que afectarán principalmente a la población de riesgo: embarazadas, pacientes inmunodeprimidos, con enfermedades crónicas y ancianos”.