sábado, julio 20, 2024
spot_img
Inicio-actualidadDetenida en Málaga la propietaria de un establecimiento de venta de comida...

Detenida en Málaga la propietaria de un establecimiento de venta de comida preparada sin control higiénico sanitario

Hallan un arcón con varios tipos de animales congelados que apilaban entre otros productos caducados y en mal estado de conservación

Agentes pertenecientes al Equipo Roca de la Guardia Civil de Coín (Málaga), enmarcado en los planes de seguridad alimentaria y nutrición llevados a cabo por la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, han detenido a la propietaria de un establecimiento de alimentación por la supuesta comisión de los delitos contra la salud pública alimentaria y fraude alimentario.

Los hechos tuvieron lugar cuando los agentes se encontraban realizando una inspección en el citado local ubicado en Málaga capital, en el que se vendía comida preparada que se elaboraba en un pequeño habitáculo del local sin ninguna medida higiénico-sanitaria, ha indicado la Guardia Civil en un comunicado

Durante la inspección hallaron un arcón congelador con varios animales congelados, concretamente patos y gallinas, sin ningún tipo de envase ni etiquetado y junto a numerosos envases cárnicos caducados en mal estado de conservación y con varias patas de cabra que aún conservaba los pelos y pezuñas, todos ellos de dudosa procedencia.

Ante estos hallazgos, los guardias civiles volvieron a realizar otra inspección a fondo del establecimiento junto con Inspectores del Servicio de Sanidad de la Junta de Andalucía y de Consumo del Ayuntamiento de Málaga pocos días después.

Como resultado de esta nueva inspección sanitaria se procedió a la inmovilización de 300 kilogramos de productos de origen animal <morros de vaca, carne de caracol, productos cárnicos troceados sin identificar, piel de vaca en piezas, tilapia, caballas y pescados sin identificar, entre otros> y también de origen vegetal como botellas de aceite de palma.

También se inmovilizaron varios envases de comida ya preparada que habían sido elaborados en un reducido habitáculo del establecimiento en el que había instalado una pequeña cocina con un hornillo de gas, una picadora y una cortadora eléctrica de sierra vertical que utilizaban para preparar los alimentos.

Todos estos productos suponían un grave riesgo para la salud pública ya que se introducían en la cadena alimentaria humana sin ningún tipo de control higiénico-sanitario, por lo que se procedió a la detención de la propietaria del establecimiento como supuesta autora de la comisión de los dos citados delitos.

 

 

RELATED ARTICLES