Desmantelan en Vélez-Málaga la mayor fábrica ilegal de tabaco para cachimbas del país

Los investigadores calculan que en el último año podrían haber comercializado más de 65.000 kilos de producto valorado en cerca de tres millones de euros

Una investigación ha permitido desmantelar en Vélez-Málaga la mayor fábrica ilegal de tabaco para cachimbas detectada hasta la fecha en España. La operación Reveno-Glicerina, desarrollada por Vigilancia Aduanera y la Guardia Civil, suma tres personas detenidas y otras tres investigadas como presuntos miembros de un grupo que distribuía nacional e internacionalmente el tabaco de shisha, más conocido como tabaco para cachimbas. Según ha informado la Agencia Tributaria, el grupo tenía una capacidad potencial para producir 250 kilos al día y los investigadores estiman que en el último año podrían haber comercializado más de 65.000 kilos de este producto, muy demandado en el norte de Europa, y cuya valoración en el mercado podría superar los tres millones de euros. A los detenidos se les imputan los delitos de contrabando de tabaco, contra la propiedad industrial, contra los derechos de los trabajadores, contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales.

La pesquisas comenzaron a mediados del año pasado a raíz de un envío de este producto a Francia desde algún lugar de Vélez-Málaga. Tras numerosas comprobaciones, los investigadores lograron identificar la instalación del origen del envío y determinar que existía una cuidada cadena de producción distribuida en cuatro naves. En una recibían los envíos de tabaco que ocultaban con otros materiales como ropa o zapatillas deportivas. En otra, muy cercana a la primera, estaba la fábrica en la que no existía gran cantidad de labores del tabaco. La tercera, por su parte, era la suministradora de materias primas y contaba con un sistema de videovigilancia. Finalmente, en la cuarta nave desmantelaron el entro logístico, que servía de almacén tanto de strip de tabaco (hoja troceada y tratada), como de producto semielaborado, envases y cartonaje, además de almacén del producto acabado para su comercialización.

La vigilancia sobre los implicados permitió interceptar uno de los envíos, acción que desencadenó cuatro registros en las naves industriales y almacenes en Vélez-Málaga en los que se logró detener a tres personas, dos de nacionalidad jordana y una egipcia, pudiendo además acreditar la ‘huella económica’ de la actividad ilícita y desmantelar el entramado con el cuál operaba el grupo. Los agentes intervinieron la fábrica (trituradora, amoladora, cubas, etc.), 2.432 kilos de ‘strips’, 6.000 kilos de tabaco para ‘cachimba’ de diferentes marcas y sabores, diverso material empleado para el embalaje y almacenamiento del tabaco, más de 51.000 etiquetas de distintos productos y marcas en distintos idiomas, una furgoneta y tres vehículos de alta gama. Además de los detenidos, otras tres personas resultaron investigadas.