Costas evalúa los daños por el temporal, que desdibuja el litoral de Málaga

Se trata de una evaluación inicial de los daños, ya que el temporal continúa activo aunque menor intensidad

La Demarcación de Costas ha efectuado una evaluación preliminar de los daños en el litoral de Málaga que ha ocasionado el temporal, que abarca pérdidas de arena de la costa oriental a la occidental, la aparición de escalones longitudinales en las playas, daños en cerramientos y en el saneamiento.

Se trata de una evaluación inicial de los daños, ya que el temporal continúa activo aunque menor intensidad, según ha informado este martes la Subdelegación del Gobierno en un comunicado.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, ha estado en contacto con los alcaldes de los municipios costeros más afectados para analizar los principales daños.

En la capital malagueña, se han registrado tanto pérdidas de arena en las playas de Poniente de Guadalmar y Malagueta, que han afectado a chiringuitos de la zona, como la inundación de paseos marítimos.

En el paseo de Guadalmar se ha desplomado un tramo del muro, y en la playa de San Julián, el mar ha alcanzado e inundado parcialmente el campo de golf, con el derribo del vallado.

En el litoral oriental, uno de los municipios más afectados es el de Vélez-Málaga, con pérdidas de arena y la aparición de escalones longitudinales por el fuerte oleaje, que ha afectado a las escolleras de la estación de Chilches y de la Senda Litoral, con daños en las infraestructuras de saneamiento.

En Nerja, las playas del Chucho y Playazo han sufrido pérdidas de arena, y también se ha visto afectado el sendero litoral, y en Torrox, la playa de Ferrara sufre erosión por el temporal, que también ha alcanzado al paseo marítimo y ha ocasionado pérdidas de arena en otras playas como Los Llanos Morche y Peñoncillo.

En Rincón de la Victoria, además de las pérdidas de arena, el temporal ha erosionado la zona de Los Rubios/Arroyo Santillán, lo que ha dado lugar a la aparición de restos de conducciones de abastecimientos, ha alcanzado a los chiringuitos y ha inundado parcialmente el paseo de La Cala.

En Algarrobo, ha habido pérdidas puntuales de arena fina y han aparecido escalones en las calas entre espigones, con material pedregoso arrastrado por el mar.

En la zona occidental, se han producido pérdidas puntuales o basculamientos de arena en las playas de Carihuela y Bajondillo, y especialmente en esta última ha habido daños en la zona de poniente debido a la existencia de un amplio oasis.

En la vecina localidad de Benalmádena, han perdido arena las playas de Malapesquera, Santa Ana y Arroyo de la Miel, y han aparecido las escolleras de protección del muro en la primera de ellas, mientras que en Fuengirola la playa de Santa Ana ha sufrido una «disminución importante» de la anchura.

En Mijas, el oleaje ha causado la pérdida de arena por delante de la primera línea de viviendas, que ha alcanzado los cerramientos exteriores de sus parcelas en la playa del Bombo, las infraestructuras de saneamiento han sufrido daños y la pérdida casi total de la playa de Calahonda.

En Marbella, las dunas entre el puerto de Cabopino y La Bajadilla se han erosionado, y las olas han alcanzado muros de cerramientos de viviendas, algunos de los cuales han sido derribados, además de haber afectado a diversos chiringuitos.

En Estepona, salvo la playa de La Rada, el resto se han visto afectadas y el oleaje ha alcanzado muros de cerramientos de viviendas y chiringuitos, mientras que en Casares han sufrido inundaciones urbanizaciones colindantes con la playa Ancha además de pérdidas de arena, las cuales también sufre Manilva.