Coronavirus Málaga: 104 hospitalizados más y seis muertos en apenas tres días

La provincia también tiene 72 casos activos de viruela del mono, 12 más que el viernes

El mes de julio continúa con su particular escalada en los casos de Covid en Málaga. Así, se ha producido un nuevo incremento de ingresados con o por esta enfermedad, con 104 hospitalizados más desde el pasado viernes, 14.780 desde que se inició la pandemia. El número de fallecidos también ha aumentado en seis, por lo que el global desde hace ya más de dos años roza los 2.500 (2.498).

Así, en la actualidad, hay 165 hospitalizados con o por SARS-CoV2, frente a los 138 del pasado viernes (+27); de los cuales, 12 (+3) están en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), ascendiendo a 1.155 los que han pasado por dicho servicio desde que irrumpiera el virus, según la información facilitada por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía de acuerdo con la nueva estrategia de vigilancia aprobada por la Comisión Nacional de Salud Pública publicados por Málaga Hoy.

El número de positivos detectados también continúa su ascenso, con 1.499 contagios más, siendo 302.087 contagios desde el inicio de la pandemia. En cuanto al número de recuperados se eleva a 292.180, después de sumar 820 en los últimos tres días.

Respecto al proceso de vacunación en Málaga, el Gobierno andaluz ha informado de que se han administrado ya 3.507.700 dosis, con 1.443.784 personas con al menos una vacuna y 1.412.849 con la pauta completa. El número de terceras dosis inoculadas asciende ya a 798.436.

Por otro lado, el Hospital Clínico de Málaga abre más camas Covid por el repunte de ingresos del fin de semana. La tasa lleva un mes subiendo y empieza a traducirse en más hospitalizaciones. De cualquier forma, los profesionales aclaran que el aumento no es tan masivo ni tan rápido como antes, sigue apuntando Málaga Hoy. Por lo que se refiere a Andalucía, suben los hospitalizados pero las UCI se mantienen estables. La comunidad suma 5.582 casos y 30 muertes desde el viernes. La incidencia en mayores de 60 roza los 500 casos por 100.000 habitantes.

En otro orden de cosas, Málaga sigue siendo la provincia andaluza con más casos activos de viruela del mono: 72 de los 130 que en estos momentos tiene la comunidad.

Estos datos suponen, en el conjunto de Andalucía, veinte casos más que el viernes pasado. Además, la región cuenta con otros 57 casos más en investigación.

Así lo ha indicado la Consejería de Salud y Familias en el comunicado difundido este martes, en el que especifica que a fecha de 3 de julio la provincia que sigue registrando más casos es Málaga, con un total de 72, seguida de Granada con 21, Sevilla con 18, Cádiz con ocho, cuatro en Jaén, cinco en Córdoba y uno en Almería y Huelva, respectivamente, también según publica Málaga Hoy.

Además, hay 89 casos descartados que se han declarado a la Red del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía (SVEA), mientras que 20 casos antes confirmados ya están inactivos.

Sanidad endurece el protocolo

El Ministerio de Sanidad ha endurecido el protocolo del virus de la viruela del mono aconsejando a los contagiados que usen preservativo en las 12 semanas posteriores a concluir el aislamiento o pidiendo a los locales donde se practica sexo en grupo, como saunas o cuartos oscuros, a extremar la higiene.

En esta nueva actualización, la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta señala que, desde que saltara la alarma en abril, «va poniéndose de manifiesto que el mecanismo de transmisión más importante es el que ocurre en el contexto de un contacto físico estrecho y prolongado de manera directa o indirecta«, principalmente en las relaciones sexuales de alto riesgo.

Ante ello, el nuevo protocolo mantiene la recomendación de que los infectados se aíslen en una habitación separada de otros convivientes hasta que desaparezcan las lesiones y eviten el contacto y las relaciones sexuales.

Durante ese periodo deberán usar mascarilla, tener sus propios utensilios, no salir salvo para ir al médico, evitando el transporte público y no tener contacto con animales.