Fernández y Brizuela guían al Unicaja en el duelo andaluz (66-88)

El conjunto de Luis Casimiro dominó el partido con una excelsa dirección de Jaime Fernández, y Darío Brizuela, que terminó como el mejor

Arrancaba el Unicaja acertado en el Pabellón de San Pablo. Los triples de Alberto Díaz y Deon Thompson daban una primera ventaja al equipo malagueño, que con un tiro libre de Josh Adams ampliaba su ventaja (2-7 m.3). El trabajo defensivo malagueño era magnífico, con un Axel Toupane que controlaba las acciones de Conger, primera opción ofensiva de los béticos en estos primeros minutos. Además, un triple de Adams forzaba el tiempo muerto de los hispalenses. Slaughter conseguía anotar de 3 puntos tras las indicaciones de los técnicos, sacando del barbecho a Coosur Real Betis. Continuó el parcial bético con los tiros libres de Sipahi y un Conger que ahora sí conseguía 5 puntos consecutivos. Con empate a 12 llegaba el tiemmpo muerto de Luis Casimiro.

Hicieron efecto las indicaciones del entrenador del equipo malagueño, que con 5 puntos de Adams de forma consecutiva volvía a comandar el electrónico (12-17 m.7). Intercambiaron triples Borg para los locales y Jaime Fernández para los malagueños, manteniéndose los 5 puntos a favor del Unicaja durante varias acciones. Pero una falta de Adams, con técnica posterior, fue el inicio de un parcial bético, que de nuevo empataba el partido (22-22 m.9). Subía líneas el Unicaja una vez más y conseguía varios robos. Un triple de Waczynski permitía a los de Casimiro irse 22 a 25 al final del primer cuarto.

Suárez abría el marcador del segundo cuarto con 2 tiros libres, parcial que continuaba con una magnífica asistencia de Fernández para Guerrero. Intentaba reaccionar el equipo bético con una canasta más adicional de Niang, pero un triple de Alberto Díaz daba margen de nuevo a los malagueños (25-32 m.15). No se despegaban los béticos con un triple de Conger, pero no tardaba en responder Brizuela con una bonita canasta por elevación. Llegaban problemas al Unicaja con la 3ª personal de Alberto Díaz, volviendo a la cancha Jaime Fernández. El madrileño daba una nueva asistencia, ahora a Toupane, nada más salir y provocaba un nuevo robo en la siguiente defensa. La ventaja malagueña llegaba hasta el 30 a 38 tras 2 tiros libres de Brizuela.

Pudo el Unicaja ampliar más la ventaja, pero no lo consiguió y Slaughter acertó desde más allá de la línea de 3 puntos para los hispalenses. Toupane sumaba desde la personal y Brizuela 5 puntos seguidos que disparaba a los malagueños. La diferencia se amplió al llegar al descanso hasta 33 a 49 gracias a un triple de Toupane. La afición desplazada arengaba a su equipos, ¡Málaga, Málaga!, camino de los vestuarios.

Dos triples, de Conger y Sipahi para los locales, mostraba las intenciones hispalenses nada más empezar la segunda parte. Elegar y Adams sumaban para el Unicaja, pero Conger y Niang reducían la diferencia hasta el 43 a 52. Un 2+1 de Sipahi propició que Casimiro comenzara las rotaciones, dando entrada a Fernández, Gerun y Brizuela. El donostiarra anotaba de 3, mientras Toupane y Thompson cotinuaban la racha malagueña. Parcial en el que volvió a aparecer un acertadísimo Darío Brizuela, que martilleaba desde el triple. Paraba Curro Segura el partido (48-62 m.27).

Toupane seguía acertado desde la esquina, mientras que Coosur Real Betis solo anotaba desde el tiro libre ante los problemas planteados por la defensa malagueña. Un tapón con robo de Toupane se convirtió en un contraataque espectacular culminado por el francés tras una mágica asistencia de Jaime Fernández. El técnico local era sancionado con técnica tras una protesta y el propio base madrileño se encargaba de anotar desde la personal (50-69). La diferencia malagueña se mantenía en la recta final de este último cuarto, que se cerraba con 53 a 71 para el Unicaja.

Aumentaba la diferencia malagueña Gerun tras una nueva asistencia de Jaime Fernández. Parecía el partido controlado por parte del equipo de Luis Casimiro, más aún con triple de Brizuela. Intentaba buscar alternativas la defensa bética con una zona, pero no impedía que el Unicaja continuara en su buena dinámica ofensiva. Díaz salía a pista por un vitoreado Jaime Fernández. El base malagueño conseguía anotar a aro pasado y ponía el partido en 57 a 80. No bajaba el nivel el equipo malagueño, que con un triple de Waczynski volvía a hacer saltar a la afición malagueña desplazada para el partido. Hubo tiempo incluso para el debut y el triple del canterano Ismael Tamba.

Al final, victoria del Unicaja por 66 a 88. Darío Brizuela terminó como el más destacado con 20 puntos y 26 de valoración.