Continúa la búsqueda del tripulante de pesquero en Alborán

Del que fueron rescatados otros tres navegantes, que no precisaron de hospitalización tras su traslado a la capital almeriense

Salvamento Marítimo continúa con el operativo de búsqueda marítima y aérea iniciado para localizar al tripulante de un pesquero que sufrió el miércoles por la noche un hundimiento y del que fueron rescatados otros tres navegantes, que no precisaron de hospitalización tras su traslado a la capital almeriense.

Un portavoz de Salvamento Marítimo ha informado a Efe de que en estos momentos el centro coordinador de Almería dirige el operativo en el que, por ahora, participa un medio aéreo del Frontex. Asimismo, ha indicado que la previsión del tiempo para esta tarde es de fuente levante en la zona.

Ayer fue localizado en la zona de búsqueda un salvavidas sin distintivos, por lo que no ha podido ser relacionado con la desaparición de este hombre.

Antes de ayer también fueron encontrados algunos objetos del pesquero en la zona del hundimiento del barco, a unas 14 millas al suroeste de la isla de Alborán, por lo que este viernes se volvió a “reincidir” en este punto y en sus inmediaciones.

A su vez, se han realizaron cálculos de deriva, que apuntaban a un posible desplazamiento en dirección sur-suroeste desde la posición del hundimiento.

Sobre las 20:27 horas de antes del miércoles se recibió una alerta de la radiobaliza del pesquero ‘Nuevo Rafael’, que tiene su base en Caleta de Vélez Málaga y una eslora de 15 metros, tras su hundimiento a unas 14 millas al suroeste de la isla de Alborán.

El armador del barco informó a Salvamento Marítimo de que el siniestro podría haberse producido a causa de las corrientes de la zona, que habrían provocado un problema de arrastre que finalizó con el vuelco de la nave. Asimismo, apuntó que los tripulantes estaban en ese momento en las literas.

De esta forma, se movilizó al helicóptero ‘Helimer 220’, que rescató sobre las 21:55 horas del mar -el barco ya se había hundido- a dos adultos y un adolescente de origen español. Sin embargo, el cuarto ocupante de la nave, un marroquí de entre 52 y 53 años, había desaparecido.