Consumo recomienda contar con la máxima información antes de alquilar una vivienda

La Dirección General de Consumo, de la Consejería de Salud y Familias, recuerda que a la hora de alquilar una vivienda es importante contar con la máxima información posible. En este sentido, este departamento de la Junta de Andalucía ha elaborado una serie de recomendaciones para asesorar a las personas que puedan plantearse la opción de alquilar una vivienda en lugar de comprarla.

Así, aconseja elegir viviendas que tengan una dirección fija en la publicidad ofrecida y desconfiar de aquellos anuncios en los que solo se facilita como contacto un teléfono o un correo electrónico.

Una vez seleccionado el inmueble que se desee alquilar, en el caso de que la parte arrendataria sea un particular, hay que asegurarse de que realmente se trata de la persona propietaria de la vivienda. Esto puede comprobarse solicitando una Nota Simple en el Registro de la Propiedad.

En el caso de que se acuda a un servicio intermediario, las personas empresarias y profesionales (por ejemplo, agencias inmobiliarias) que oferten, promocionen o publiciten el arrendamiento de viviendas deberán exhibir en sus establecimientos, junto al cartel sobre la existencia de Hojas de Quejas y Reclamaciones, un cartel informativo sobre la existencia del Documento Informativo Abreviado de la vivienda.

Antes de firmar el oportuno contrato es aconsejable visitar la vivienda para comprobar en qué estado se encuentra, así como realizar un listado de los desperfectos que se observen y anotándolos o, incluso, fotografiándolos para que, de este modo, quede constancia de los mismos y se haga alusión en el propio contrato. De igual modo, es fundamental que, al contratar, se realice un inventario con los electrodomésticos, muebles, enseres, etc., con que cuenta la vivienda.

Consumo recuerda que no se debe facilitar dinero alguno en concepto de anticipo sin antes haber visto el inmueble. Si por cualquier circunstancia la persona arrendataria se viera en la necesidad de adelantar algún importe monetario, es importante que exija que dicha circunstancia sea recogida por escrito.

También es de suma importancia leer el contrato de arrendamiento, antes de su firma, vigilando, especialmente, la posible inclusión de cláusulas oscuras o abusivas. Además, es necesario saber si los suministros (agua, luz, gas…) están dados de alta. En este caso, Consumo aconseja que se otorgue a la persona arrendataria el alta de los suministros, ya que será ésta quien los pague.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es); del perfil de Twitter (@consumoresponde); y el de Facebook (https://www.facebook.com/consumoresponde/).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICs), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.