Casares rememora a Blas Infante, su pueblo natal: «Somos guardianes de su legado y su patrimonio»

Un emotivo homenaje a los que contribuyeron a que Casares sea el pueblo que es hoy ha centrado los actos del Día de Andalucía. A las puertas de la casa de Blas Infante, el padre de la patria andaluza, los casereños y casereñas, desafiando el frío y la lluvia, han estado presentes en la plaza del pueblo para entonar el ser andaluz

Un emotivo homenaje a los que contribuyeron a que Casares sea el pueblo que es hoy ha centrado los actos del Día de Andalucía. A las puertas de la casa de Blas Infante, el padre de la patria andaluza, los casareños y casareñas, desafiando el frío y la lluvia, han estado presentes en la plaza del pueblo para entonar el ser andaluz.

Un sencillo acto donde la música y la palabra han sido los dos referentes y en donde la figura de Blas Infante y su legado han vuelto a ser reivindicados por el alcalde, Pepe Carrasco y por la cineasta, Pilar Távora. Un recuerdo muy especial para los comerciantes y autónomos a los que el regidor municipal les ha agradecido que «Casares sea hoy lo que es por el papel tan importante de estos autónomos para la riqueza del municipio».

«Seguiremos reivindicando la figura de Blas Infante», ha dicho Carrasco, previo a la ofrenda floral realizada por el Ayuntamiento al político andaluz. El alcalde no ha querido pasar la oportunidad para recordar las obras en la futura casa del padre de la patria andaluza. «Una casa que esperamos que pueda estar terminada el año que viene para engrandecer aún más su figura y guardianes de su legado y su patrimonio. Fue un hombre bueno que siempre reivindicó la mejora del pueblo andaluz y en ese balcón donde reivindicó al mundo de los jornaleros, nosotros retomamos su antorcha para seguir reivindicando a los hombres y mujeres de esta tierra», ha dicho.

La cineasta, Pilar Távora, también quiso dejar su contribución a la celebración con una carta dirigida a Blas Infante en el que la artista ha querido subrayar el significado que hoy sigue adquiriendo el mensaje de Blas Infante. «Otro 28-F, Blas, estamos al lado de la casa en la que nacistes, un faro para no andar perdidos, para divisar y sentir Andalucía entera. Fuistes un hombre adelantado al tiempo, a nuestro tiempo, para no perder la esperanza y seguir trabajando por una Andalucía más consciente, pocos como tu supieron entender el alma andaluza, para levantarse y dar una patada a la pena y a la resignación. Una autonomía ganada a pulso, una hazaña política de la que nadie da noticias como si fuerámos una autonomía más. Este 28-F no debemos olvidar su verdadero sentido, supimos cambiar lo que nos diseñaba Madrid, y superamos las pruebas leoninas para evitar seguir marginados. Los andaluces, cuando nos empeñamos , lo conseguimos. Y este 28-F fue por obra y gracia de los andaluces».

«Vengo , Blas a reivindicarte, esta fecha debe seguir para plantar batalla al olvido y tan tantos años de democracia sigue siendo vigente tu palabra, muchos están sometidos en el trabajo precario, jóvenes que emigran a otros países obligados por un futuro incierto, y con nuestra maravillosa lengua andaluza, este maravilloso país andaluz. Tenemos motivo para seguir reivindicándote, y seguir cultivando esa conciencia de pueblo frente al desarraigo. Quieren que la’postal’ cambie la realidad y Andalucía está cansada de estar siempre tapada. Vinistes a Casares para contagiarnos tu ilusión y tus ganas de vivir, y muchos andaluces seguimos contagiados en esa lucha. Nuestros abuelos y abuelas de cuya lucha tiene que seguir valiendo, tu himno habla de luz y esperanza, y de paz. No podemos agachar la cabeza porque el futuro es de todos y todas. En este lugar, en la puerta de tu casa, quiero reivindicar que en estos campos, tu veías el hambre jornalera, un dolor que recorre por nuestra sangre, porque la sangre tiene memoria. Debajo del maquillaje, encontramos el verdadero rostro. Y este día debemos seguir trabajando por una Andalucía próspera, y tu Blas, lo sabes bien. Mañana tiene que seguir siendo 28 de Febrero, y no podemos dejar que los niños andaluces no sepan que es esta fecha. La educación y la cultura son pilares fundamentales, hay que seguir sembrando la memoria y seguir siendo jornaleros y jornaleras de esta reivindicación. En este 28-F es importante recuperar nuestra identidad como pueblo. En España, hay dos naciones, una en el norte, otra en el sur, Andalucía». Tras estas sentidas palabras, la ofrenda floral y el himno andaluz donde tampoco se ha olvidado a los que, no tan lejos, en Ucrania, luchan por la paz.

Recordamos ahora las palabras de Blas Infante que siguen teniendo plena vigencia: «Quiero llevar un recuerdo de paz y de no violencia a todos los hombres sin distinción”.