Banderas apadrina un proyecto inmobiliario en Málaga con 225 millones de inversión

Tras referirse al privilegio que supone vivir en Málaga, ha animado a no demonizar el lujo sino a verlo como una industria, y ha asegurado que este proyecto, que ha calificado de «sostenible», va a revitalizar la zona en la que se ubica

El actor malagueño Antonio Banderas ha apadrinado este martes la presentación de Picasso Towers, un proyecto de viviendas de lujo con una inversión de 225 millones promovido por Metrovacesa y Sierra Blanca Estates en Málaga capital, del que es imagen.

Banderas, que protagoniza un vídeo promocional para impulsar la comercialización de las viviendas, ha manifestado que le encanta «ayudar de alguna forma a que la gente pueda convertir los sueños en realidad», y este proyecto contribuye a ello.

Asimismo, ha agradecido a las promotoras del proyecto que también hayan apostado por su «sueño personal» del Teatro del Soho Caixabank como patrocinadores, para el que no cuenta «ni con un duro público».

El consejero delegado de la promotora Metrovacesa, Jorge Pérez, ha afirmado en su intervención que Picasso Towers refleja el «ADN» de la empresa, de hacer un proyecto que «cambie la ciudad», por lo que ha pronosticado que habrá «un antes y un después» del mismo.

El presidente de Sierra Blanca Estates, Pedro Rodríguez, ha asegurado que Málaga «necesitaba ofrecer apartamentos de verdadero lujo» y ha añadido que se trata de un proyecto «regenerador» de la zona oeste.

Las viviendas han sido diseñadas por el estudio de arquitectura Carlos Lamela -que realizó la T-4 del aeropuerto de Barajas-, quien ha afirmado que este es el proyecto más importante de la línea de costa de la península.

El complejo urbanístico, situado junto al paseo marítimo, constará de tres torres residenciales de 21 plantas cada una con un total de 213 viviendas de entre 132 y 404 metros cuadrados y su construcción supondrá la creación de 1500 puestos de trabajo directos e indirectos.

Las viviendas, que comenzarán a entregarse a finales de 2021 -el complejo estará finalizado en 2023-, contarán con servicios comunitarios como un spa, guardería, gimnasio o sala de trabajo compartido, que se podrán reservar con una aplicación móvil.