Diez personas han sido detenidas e investigadas por la Guardia Civil como presuntas integrantes de una organización internacional dedicada al comercio ilegal de especies protegidas, en una operación en la que han sido intervenidos casi doscientos animales entre aves, mamíferos y reptiles.

La operación, coordinada por Europol y con la participación de Portugal, Eslovaquia y Marruecos, se inició a raíz de la denuncia realizada por un ciudadano a través de la organización conservacionista SEO/Birdlife, ha informado este jueves la Guardia Civil en un comunicado.