Por 400 millones, para reforzar su negocio de pymes

Santander refuerza su negocio de pymes, estratégico para el grupo. La entidad ha anunciado la compra del 50,1% de la plataforma de pagos y divisas para pymes Ebury por 350 millones de libras (400 millones de euros). De este importe, 70 millones de libras corresponden a nuevas acciones (aproximadamente 80 millones de euros) para apoyar los planes de la compañía para entrar en nuevos mercados en Latinoamérica y Asia, según publica el digital Expansión.

«Esta inversión, que se enmarca en la estrategia digital de Santander para acelerar su crecimiento tomando participaciones en sociedades, reforzará su oferta de comercio internacional y consolidará su posición como el banco de preferencia para las pymes que operan o tienen previsto operar internacionalmente en mercados europeos o americanos y, más adelante, también en los asiáticos», ha indicado el banco. Ebury, con sede en Reino Unido, e instalada en Málaga donde tiene más de 200 empleados, ya trabaja en 19 países y 140 divisas.

«Las pequeñas y medianas empresas son un motor fundamental de crecimiento en todo el mundo. Aportan hasta el 60% del empleo total y el 40% del PIB de las economías emergentes. Santander es el banco mejor posicionado para acompañar a las pymes en su expansión internacional facilitándoles servicios globales de financiación al comercio. El acuerdo alcanzado con Ebury nos permitirá ofrecer a las pymes productos y servicios que antes solo estaban al alcance de las grandes empresas de un modo más rápido y eficiente», ha señalado Ana Botín, presidenta de Santander.

Retorno de la inversión

El banco prevé obtener una rentabilidad del capital invertido (RoIC) superior al 25% en 2024. Los inversores actuales de Ebury, incluidos los cofundadores y los gestores, reinvertirán en la transacción.

El equipo directivo actual continuará liderando la expansión de Ebury. Sergio Rial, consejero delegado de Santander Brasil y al frente del negocio Global Trade Services (servicios de comercio internacional para pymes) de Santander, se incorporará al consejo de administración de Ebury como presidente.

«Ebury continuará operando como una unidad independiente y se apoyará en la amplia experiencia de Santander para impulsar el crecimiento y el desarrollo de las empresas en las que invierte, como su filial brasileña Getnet», ha indicado Santander.

Santander trabaja con más de cuatro millones de pymes en todo el mundo, de las que más de 200.000 desarrollan su actividad internacionalmente.

Ebury cuenta con 900 empleados que trabajan en 22 oficinas de 19 países. En 2018, la empresa procesó 16.700 millones de libras esterlinas en pagos para sus 43.000 clientes. «Ebury podrá aprovechar al máximo las capacidades, la marca y la red de Santander para ampliar sus acuerdos con entidades financieras. Santander, por su parte, se beneficiará de las oportunidades de crecimiento derivadas del desarrollo internacional de las pymes», ha afirmado Santander.