Se produce por un fenómeno astronómico que vincula a la Luna, al Sol y a la Tierra de forma casi exacta

Esta noche la Luna brillará con más intensidad que nunca. Al menos en lo que respecta a las últimas semanas. Pues cuando caiga la oscuridad tendrá lugar un fenómeno astronómico que permitirá disfrutar de la conocida como «Luna fría« que marca a su vez la llegada del invierno al hemisferio norte.

Según explican los astrónomos, la «Luna fría» se produce cuando el Sol, la Tierra y la propia Luna, se alinean de forma exacta. De modo que el Sol ilumina por completo al satélite natural terrestre. Este hecho es el que provoca que la Luna brille con tanta intensidad y que la luz que proyecta la muestre en apariencia más grande de lo habitual.

La «Luna fría» es un fenómeno que coincide a su vez con la lluvia de Gemínidas, que está teniendo lugar en estas fechas y que finalizará el próximo día 17. Se trata de un momento ideal para disfrutar de ambos espectáculos, aunque se recomienda hacerlo lejos de la contaminación lumínica de la ciudad.