Inicio Cultura Antonio Banderas se asocia con Merlin para su nuevo espacio teatral en...

Antonio Banderas se asocia con Merlin para su nuevo espacio teatral en Málaga

El actor, director y productor Antonio Banderas (d) durante un encuentro guiado por la periodista María Casado dentro de los cursos de verano de la UMA, donde ha anunciado que se ha asociado con la productora Merlin para crear un nuevo espacio de producción, formación y exhibición teatral en Málaga, que se sumará al Teatro del Soho

Antonio Banderas se ha asociado con la productora Merlin para crear un nuevo espacio de producción, formación y exhibición teatral en Málaga, que se sumará al Teatro del Soho, según ha anunciado este jueves el actor malagueño.

Durante una conferencia que ha ofrecido dentro de los cursos de verano de la Universidad de Málaga, Banderas ha desvelado que el nuevo proyecto se denominará Espacio Sorlin, palabra que une Soho y Merlin, los dos promotores de la iniciativa.

Ha explicado que Merlin es una empresa de Domingo Sánchez, “un hombre que ha trabajado durante muchos años en un proyecto parecido al Circo del Sol, pero que ha operado básicamente en Arabia, en el Golfo, y quiere regresar a Málaga, a su tierra”.

Banderas ha precisado que será “un centro de producción, de formación y de exhibición” y que lo presentarán “a finales del verano o principios del otoño”.

Para desarrollar esta iniciativa, han alquilado unas naves con más de 8.000 metros cuadrados de superficie que están ubicadas en la zona oeste de la capital malagueña.

“Hemos alquilado este nuevo espacio en el que se van a hacer un montón de actividades ligadas al teatro”, ha avanzado Banderas, que ha recordado que en Málaga ya hay dos escuelas de arte dramático, una pública y otra privada, y entre ambas suman 1.500 alumnos.

“No hay espacio para todos, y alguien se lo tiene que decir. La buena noticia es que hay otros muchos lugares dentro del mundo del teatro que necesitan gente creativa”, ha añadido Banderas, que formará en especialidades como “sonido, luz, fotografía, regiduría, gestión o producción”.

Ha apuntado al respecto que los actores “son en el escenario los vértices de una pirámide enorme” y que con este proyecto quiere “crear una escuela técnica en Málaga que pueda abastecer a los teatros de Madrid, Barcelona, París o Londres”.

En la conferencia ofrecida en el Teatro del Soho, ante un público mayoritariamente joven y universitario, y con numerosos aspirantes a actores, Banderas ha recordado sus inicios.

“Recuerdo tener muchos días la sensación de haberme vuelto loco, de querer algo que no era para mí. Con mi madre maestra de escuela y mi padre funcionario, ser actor era una anomalía”.

“He recibido en mi carrera un montón de noes, sobre todo en mis inicios. Cuando me fui a Madrid, estuve prácticamente un año sin trabajar, viví en nueve pensiones, porque me iban echando, y al pasear por las calles miraba entre los coches por si encontraba algo que se le hubiera caído a alguien”.

Cuando ya pensaba que había fracasado y debía volver a Málaga, se produjo el encuentro con Lluís Pasqual, quien le dio la primera oportunidad en el teatro, y más tarde Pedro Almodóvar le ficharía para su segunda película.

Ahora ha vuelto al teatro en Málaga en unos momentos en los que siente “que la vida ha adquirido tal velocidad con las nuevas tecnologías que es difícil calibrar los efectos secundarios que esto va a tener”, y en los que ve que el teatro es “un refugio de lo más puro de la actuación”.

“He encontrado la manera más romántica posible de arruinarme”, ha dicho Banderas, que ha desvelado una anécdota ocurrida en mitad de una función del musical “Company” en Málaga.

“Una señora se levantó en mitad del patio de butacas y me gritó: ‘Antonio, ¿eres tú de verdad?’. En los tiempos de las ‘fake news’, ya no nos creemos ni lo que tenemos delante, y eso es preocupante”.

EFE