Antonio Banderas plantea cómo organizarse en el programa ‘Mucho por hacer’

Para el actor es esencial la planificación para alcanzar cualquier meta personal o profesional

El actor malagueño Antonio Banderas ha reflexionado sobre la importancia de una buena organización para cumplir con los objetivos, señalando que «organizarse bien, en realidad, es contar con los demás» y que los proyectos funcionan cuando los equipos funcionan, dependiendo estos últimos de la calidad de las personas.

Lo ha indicado así en una entrevista que se le ha realizado en el cuarto capítulo del programa de educación financiera de CaixaBank ‘Mucho por Hacer’, en el que también ha explicado su experiencia a la hora de fundar y dirigir el Teatro del Soho CaixaBank en Málaga capital.

El actor ha descrito que, cuando llegó por primera vez a Madrid, contaba con 15.000 pesetas que invirtió, sobre todo, en teatro: «Recuerdo la ilusión que tenía por cumplir el sueño de ser actor. Tenía 19 años y mucha energía». Años más tarde, Banderas emprendió su aventura hacia Los Ángeles, donde descubrió que por mucha capacidad de trabajo que se tenga, «hay que saber administrar muy bien los recursos y el cansancio».

Sobre cómo compaginar su carrera profesional como actor con la organización y la planificación que requieren los negocios, el entrevistado ha destacado la importancia de la planificación para alcanzar cualquier meta personal o profesional. La labor del artista en el teatro, según ha explicado, consiste en trazar el camino para conocer hasta dónde se quiere llegar y los objetivos que se quieren marcar.

Tras su entrevista, el profesor en economía y empresa de la Universitat Pompeu Fabra Xavier Puig se ha referido al presupuesto como el «timón de un barco» para decidir qué rumbo y hasta dónde se quiere llegar. Para Puig, existen cuatro aspectos clave para la elaboración y gestión de un presupuesto: identificar qué ingresos y gastos se tienen, fijar un objetivo, evaluar los gastos y clasificarlos según múltiples variantes –como la periodicidad o la necesidad– y mantener actualizado el presupuesto a diario.