Andalucía celebra por primera vez este 4D el Día de la Bandera

Se conmemoran las históricas y multitudinarias manifestaciones celebradas el 4 de diciembre de 1977 para reivindicar la autonomía

La familia de Manuel José García Caparrós, Hijo Predilecto de Andalucía, ha organizado una vigilia en homenaje al joven malagueño asesinado de un disparo en Málaga

45 años después de aquel 4 de diciembre de 1977 en el que dos millones de andaluces salieron a las calles reivindicando la autonomía andaluza bajo una verdiblanca que representaba la libertad, la lucha por la igualdad y la unión de todo un pueblo, la Junta de Andalucía, con el popular Juanma Moreno a la cabeza, ha decidido marcar en rojo esta fecha, que pasa a ser conocida como el Día de la Bandera de Andalucía. Sin embargo, este gesto no ha estado exento de polémicas, y es que, tal y como resonaba en aquel pasadoble de la compasa gaditana de Los Piratas, fue una “tarde de espanto, Málaga entera llorando, mataron a Caparrós”.

Un hecho histórico que tiñó de negro la jornada y cuyo daño, pese a haber sido puesto de relieve y señalado durante años, sigue sin ser reparado. Una deuda pendiente con toda una familia, como han señalado algunos políticos. Un joven de 18 años, de entre los 200.000 malagueños que se manifestaron ese 4D, murió cuando una bala de 9 mm procedente de un arma policial le atravesó el cuerpo en una de las cargas que se llevaron a cabo contra los ciudadanos. La investigación sobre este caso está llena de irregularidades y aún hay muchos documentos que permanecen bajo secreto y clasificados.

«Recordarle que las banderas no salieron solas, salieron de las manos de los andaluces y que uno de esos andaluces no volvió a casa»

Extracto de la carta enviada por las hermanas de García Caparrós al presidente de la Junta

“Recordarle, señor Moreno Bonilla, que las banderas no salieron solas, salieron de las manos de los andaluces y que uno de esos andaluces no volvió a casa”, reza en un fragmento de una carta que las hermanas de José García Caparrós enviaron al líder de San Telmo tras conocer que declaraba este día como el Día de la Bandera. Al menos, la misiva provocó un encuentro con el popular y sirvió para arrancarle el compromiso de que la figura de Caparrós tendría “un lugar destacado en la memoria de Andalucía”. “Nuestro hermano es otra víctima del terrorismo, pero en este caso, del terrorismo del Estado y de un policía asesino”, defendían Francisca, Purificación y Dolores.