La Secretaría General de Industria y la Agencia Andaluza de la Energía forman parte de Improvement, un proyecto de microrredes con sistemas híbridos de almacenamiento

La Consejería de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía formará parte, a través de la Secretaría General de Industria, Energía y Minas y la Agencia Andaluza de la Energía, de un consorcio europeo para desarrollar el proyecto Improvement, liderado por el Centro Nacional del Hidrógeno y que se desarrollará a partir de octubre en el marco del programa Interreg SUDOE.

En el proyecto participarán también las universidades de Córdoba y de Castilla-La Mancha; la École Nationale Supérieure de Mécanique et d’Aérotechnique y la Université de Perpignan (Francia); el Instituto Superior Técnico de Lisboa y el Laboratorio Nacional de Energia e Geología, I.P (Portugal).

Improvement, con un presupuesto de 2,5 millones de euros y una duración de 36 meses, desarrollará una nueva generación de microrredes de generación combinada de frío, calor y electricidad utilizando sistemas híbridos de almacenamiento (que utilizan más de una fuente energética) que garanticen la integración de las energías renovables y la mejora de la eficiencia energética de los edificios públicos para su reconversión en edificios de balance energético Cero (nZEB).

Las soluciones propuestas en este proyecto se dirigirán especialmente a edificios con un gran consumo de energía para electricidad, calefacción y climatización y donde la calidad y la continuidad del suministro es fundamental como hospitales, centros de investigación o estaciones de transporte, entre otros.

Así, está previsto implementar algunas de las soluciones desarrolladas en el Hospital Comarcal de la Axarquía (Vélez-Málaga) para convertirlo en un edificio de balance energético cero utilizando componentes pasivos (toldos, ventanas eficientes, aislamiento y orientación adecuadas) y activos (climatización eficiente, suelos radiantes…).

El almacenamiento, clave
Andalucía cuenta con un elevado potencial de energías renovables, ocupando los primeros puestos dentro del ámbito europeo y nacional en implantación de tecnologías limpias como la generación eléctrica con termosolar y biomasa. Por ello, el desarrollo de los sistemas de almacenamiento es un elemento clave y crucial para nuestra región, puesto que permitirían su integración en el sistema energético actual con un mejor acoplamiento entre la curva de generación y consumo, aportando estabilidad y una mayor gestionabilidad del sistema energético.

Nuestra comunidad trabaja no sólo por maximizar el potencial renovable existente en nuestro territorio y contar con las infraestructuras de transporte adecuadas, sino por complementar todas esas medidas con los elementos más innovadores con relación a los sistemas de almacenamiento de energía. La integración de las energías renovables debe ir implantándose en los principales de centros de consumo, para que se vayan beneficiando de forma progresiva de una reducción efectiva del consumo de energía y, por tanto, de la reducción de la factura energética y las emisiones contaminantes.

REDEJA capitalizará los resultados
La Secretaría General de Industria, Energía y Minas analizará el marco regulatorio proponiendo las recomendaciones necesarias para facilitar su adopción en nuestra región mientras que la Agencia Andaluza de la Energía analizará la aplicabilidad y los requerimientos de las soluciones propuestas, participará en su validación una vez desarrolladas y elaborará planes específicos para implementar los resultados del proyecto a través de la Red de Energía de la Junta de Andalucía (REDEJA).

REDEJA, que tiene como misión llevar a cabo las actuaciones necesarias que permitan a la Junta de Andalucía disponer de la energía para prestar sus servicios al menor coste posible para los ciudadanos, será un instrumento muy eficaz para capitalizar los resultados y de esta forma conseguir una mayor aplicación en los edificios públicos andaluces, con el consiguiente efecto ejemplarizante de la actuación. Asimismo, los centros participantes obtendrán una reducción efectiva del consumo de energía y, por tanto, de la reducción de su factura energética y de las emisiones contaminantes.

En este sentido, la Agencia Andaluza de la Energía lidera a nivel europeo un partenariado de regiones para desarrollar proyectos de I+D en materiales avanzados y analizar su caracterización y durabilidad adecuada para su funcionamiento en condiciones extremas, con el objetivo de utilizarlos en el campo de las baterías para la movilidad eléctrica y el almacenamiento energético.

Programa Interreg SUDOE
El pasado 18 de junio, el Comité de Programación del Programa Interreg SUDOE se reunió en Cahors (Francia) para aprobar los 17 proyectos de la tercera convocatoria del periodo 2014-2020 (de 127 candidaturas recibidas en una primera fase) que recibirán financiación de los fondos FEDER.

Seis de estos proyectos, entre los que se encuentra Improvement, pertenecen al Eje prioritario 3 de Economía baja en carbono que busca actuar en el sector de la construcción y en particular en los edificios, que representan casi la mitad del consumo energético y son el origen de casi un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El programa Interreg SUDOE (abreviatura de Programa de Cooperación Interreg V-B Europa Suroccidental) fue aprobado por la Comisión Europea el 18 de junio de 2015. Con un presupuesto de 141 millones, apoya el desarrollo regional en el sudoeste de Europa, financiando proyectos transnacionales a través del Fondo FEDER.

Así, promueve la cooperación transnacional para tratar problemáticas comunes a las regiones de dicho territorio, como la baja inversión en investigación y desarrollo, la escasa competitividad de la pequeña y mediana empresa y la exposición al cambio climático y riesgos ambientales.