Alumnos de Periana mandan cartas de apoyo a pacientes y profesionales del Área Sanitaria Málaga-Axarquía

Alumnos de 2º y 3º de la ESO del IES Alta Axarquía de Periana han querido contribuir de manera voluntaria con una campaña para hacer ver a enfermos y profesionales del Área Sanitaria Málaga-Axarquía que no están solos en la lucha contra el COVID-19.

‘Una carta, un abrazo’ es una iniciativa que surge en una clase de lengua con el objetivo de sumarse a la tarea voluntaria de escribir cartas de apoyo para estos dos colectivos, y, como niños que son, con la esperanza de que puedan leerlas y contribuir a mejorar su enfermedad.

De acuerdo con la maestra del centro Rosa María Rodríguez, “lo que comenzó como una tarea escolar en la que pedíamos a los alumnos y alumnas que escribieran cartas a los pacientes enfermos de coronavirus, tocó el alma de los niños. Por eso, tras escribir las primeras cartas y sin saber si tendrían respuesta, fueron ellos mismos los que propusieron la idea de felicitar también a los profesionales que trabajan en los centros sanitarios de la Axarquía”.

El subdirector de Atención Ciudadana, José Luis Checa, ha señalado que “estamos orgullosos de que estos niños hayan querido acercarse de esta manera tan emotiva a nuestros pacientes y profesionales. Ambos están sintiendo el cariño y esos abrazos tan cercanos, sobre todo ahora que no los podemos recibir en persona.”

Desde el Área Sanitaria Málaga-Axarquía ya se ha establecido un procedimiento para que estos mensajes en forma de cartas lleguen a todos los pacientes y a los profesionales sanitarios.

Así, se han impreso hasta el momento, 25 cartas dirigidas a los pacientes y 22 escritas a los profesionales de la salud, que serán entregadas a las unidades, desde donde se distribuirán a los pacientes aislados por Covid-19, del mismo modo que a todos los profesionales que están día a día trabajando para atender a los afectados por esta pandemia.

El gerente del Área Sanitaria Este de Málaga Axarquía, Miguel Moreno, ha indicado que “queremos agradecer la colaboración de estos niños pues, aunque desde la distancia, se pueden hacer muchas cosas y contribuir a mejorar la situación de estos enfermos, así como elevar la responsabilidad y profesionalidad de nuestros trabajadores, que en estos momentos de dificultad lo están dando todo”.