La Virgen de Flores sale en procesión por las calles del municipio en el día de su natividad

Como cada 8 de septiembre, Álora se volvió a llenar de fervor y devoción. Miles de fieles abarrotaron las calles del municipio para arropar a la patrona de Álora, la Virgen de Flores, en su día grande. Tras la Eucarística, oficiada por el párroco, Juan de Jesús Báez, representantes de las distintas Cofradías y portadores entraron por el pasillo central de la Iglesia, para comenzar la procesión.

La traca final de los fuegos artificiales anunciaba la llegada de la Virgen de Flores a la Plaza Baja y su posterior recogida en la Parroquia de la Encarnación. Una multitud de vecinos se concentró en la Plaza para disfrutar del espectáculo.

El próximo domingo, 15 de septiembre, la Virgen de Flores volverá en Romería a su santuario, el Convento de Flores.