Diferencias y claves de las tres alertas declaradas en Andalucía por distintas contaminaciones con listeria

Salud aclara que la única extraordinaria fue la primera con la carne mechada ‘La Mechá’ y que las otras dos son comunes y su impacto sobre la salud ha sido prácticamente nulo

La Consejería de Salud y Familias del Gobierno de Andalucía quiere aclarar, en su balance actualizado de la evolución del brote de listeriosis, las notables diferencias entre las tres alertas declaradas en el último mes, ya que se tiende a equipararlas cuando en realidad ni responden a los mismos motivos ni guardan relación entre sí ni tienen las mismas características. Conviene distinguirlas claramente y para ello lo mejor es comenzar recordando su orden temporal.

-1ª alerta, declarada el 15 de agosto. Es una alerta sanitaria por un brote de toxiinfección alimentaria producido por un alimento contaminado por ‘Listeria monocytogenes’, la carne mechada de la marca ‘La Mechá’ que producía la sociedad limitada Magrudis y que ha infectado hasta ahora a 215 personas.

-2ª alerta, declarada el 6 de septiembre. Es una alerta alimentaria por la identificación de un alimento, carne mechada de la sociedad limitada Sabores de Paterna, contaminado por ‘Listeria monocytogenes’ pero que no ha producido ninguna infección a personas. Los datos aún provisionales del Centro Nacional de Microbiología (CNM) indican que las cepas son diferentes.

-3ª alerta, declarada el 12 de septiembre. Es una alerta sanitaria declarada por un brote de toxiinfección alimentaria producido por un alimento contaminado por ‘Listeria monocytogenes’, el chicharrón especial de la marca Montanera del Sur que venía produciendo la sociedad limitada Incaybe, que ha producido un brote de gastroenteritis leve a 7 personas y en una de ellas se ha confirmado la infección por listeria. La comparación genética de las cepas por el CNM está en curso.

Ni vinculadas ni parecidas

Estas tres alertas no están relacionadas entre sí y son muy diferentes. Así, la 2ª alerta, la exclusivamente alimentaria, es una más de las 11 que lleva declaradas este año en toda España la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) en relación con alimentos contaminados por ‘Listeria monocytogenes’, y que van desde moluscos cefalópodos a pescado ahumado, pasando por productos cárnicos -chorizo, salchichón y jamón cocido- y queso.

Durante el año pasado hubo en España otras 16 alertas alimentarias por alimentos contaminados por ‘Listeria monocytogenes’, 16 también en 2017 y 13 en 2016, año en que comenzó el registro. Por lo tanto, las alertas alimentarias contaminación por ‘Listeria monocytogenes’ son y han sido frecuentes en España y se declaran como garantía para proteger la salud de los ciudadanos y evitar que consuman los alimentos contaminados retirándolos del mercado.

La 3ª alerta, sanitaria, es un brote limitado. En Europa y en Estados Unidos los brotes de toxinfección alimentaria por ‘Listeria monocytogenes’ son comunes, causando por lo general pocos casos de infección. A modo de ejemplo, se pueden citar los siguientes casos recientes en el continente europeo, con datos del European Centre for Disease, Prevention and Control (ECDC): en 2018 un brote de toxiinfección por maíz que afectó a siete países europeos con más de 40 pacientes infectados. En 2019, un brote por salmón ahumado que ha afectado a cinco países y ocasionado 22 pacientes infectados. Y también en 2019 un brote por queso en Francia con 7 pacientes infectados.

Igualmente están los últimos brotes descritos en EEUU conforme a los datos del Center for Disease Control and Prevention (CDC): en 2017, siete brotes de infección por ‘Listeria monocytogenes’ con 28 pacientes infectados. En 2019, dos brotes, uno en abril por queso y otro en agosto (aún por determinar el alimento) que ha afectado a 24 pacientes.

Por lo tanto, los brotes de toxinfección alimentaria por ‘Listeria monocytogenes’ como el de la 3ª alerta son comunes en países desarrollados causando en general pocos casos de infección.

El caso excepcional

La 1ª alerta sanitaria, causada por la empresa Magrudis SL, es realmente excepcional pues ha causado un brote de 215 pacientes infectados. Solo existen precedentes comparables en un brote en EEUU en 2011 que causó 147 pacientes infectados, de los que fallecieron el 22%, y otro en Sudáfrica entre 2017 y 2018, que causó 1.060 casos y la mortalidad fue del 27%.

Este brote está en remisión desde el 23 de agosto y se espera que finalice en octubre. Mientras tanto, es de esperar que aparezcan pocos o ningún caso cada día debido al largo período de incubación de esta bacteria, y los resultados clínicos de los 215 pacientes infectados están siendo mucho más favorables de lo esperado.

En resumen, se puede concluir que lo único extraordinario de la situación actual es el brote relacionado con el producto de la empresa Magrudis, por lo que es muy importante separarlo de las otras dos alertas. La alerta alimentaria y el segundo brote no tienen relación ni parecido alguno con el brote de la carne mechada ‘La Mechá’, porque su impacto sobre la salud es nulo en un caso y en el otro muy limitado y, en realidad, son más frecuentes en países desarrollados de lo que la opinión pública cree.