Alcaucín, pionera en el turismo de interior

Alcaucín es un municipio de la provincia de Málaga situado al norte de la comarca de la Axarquía, en el límite con la provincia de Granada, a unos 20 kms de Vélez y a 55 de Málaga. Se encuentra enclavado en las laderas de Sierra Tejeda a unos 510 mts de altitud y con unas magníficas vistas de la costa mediterránea. Tiene una superficie de 45 km2 con una población de más de 2.500 habitantes.

Sigue leyendo para descubrir los rincones más especiales de Alcaucín.

Pueblo de montaña en el Camino de Granada, su historia viene fijada por la presencia de la ruta del Boquete de Zafarraya. La población principal se asienta en el borde de la sierra. Al Cautin viene del árabe y significa «los arcos», esta villa es pionera en el turismo de interior de la comarca, por lo que hace tiempo posee una amplia oferta de alojamiento y gastronómica. El Puente de Don Manuel o Puente de Zalia es un cruce y punto de encuentro de toda la Alta Axarquía.

Historia de Alcaucín

Este término municipal es uno de los primeros en ser habitado por el hombre, en la provincia de Málaga, como lo demuestran los restos humanos encontrados en los yacimientos del «Boquete de Zafarraya», con una antigüedad de más de 30.000 años, además de otros hallazgos encontrados del período Neolítico y de la Edad del Bronce. Durante la colonización de los fenicios se pusieron los cimientos del Castillo de Zalía y más tarde fueron los árabes los que dotaron a esta fortaleza el doble anillo de murallas y el actual castillo. El actual nombre de Alcaucín viene del que le pusieron los árabes, Al Cautin, que significa Los Arcos, como también es del mismo origen árabe, la fisonomía del pueblo, con calles sinuosas y estrechas con casas encaladas, patios interiores cubiertos de flores.

Fue conquistada por los Reyes Católicos en 1.485 y posteriormente la localidad formó parte del levantamiento de los moriscos en la Axarquía, que fue rápidamente reducida por el ejército cristiano en 1.569. No hay muchos datos de hechos acaecidos en la localidad hasta mediados del s. XIX, con el terremoto que asoló gran parte de la zona norte de la Axarquía, que tuvo su epicentro en la Sierra Tejeda.

En época fenicia se comienza a construir la fortaleza de Zalia. Posteriormente modificado y acabado por los almohades, dotándolo con su estructura de castillo y su doble muralla. Administrado primero por el reino de Taifa de Vélez-Málaga, y tras la caída de Antequera a mano de los Reyes Católicos, el castillo será cede central de administración de los municipios de Canillas de Aceituno, Archez y Corumbela, hasta que forma parte del Reino de Castilla en 1485. Un siglo después el Castillo de Zalia pasa a ser una prisión.

Durante el siglo XVI fue villa de morisco, aunque las fuentes escritas datan que para el año 1568 ésta estaba despoblada, lo que se supone que no intervino en las revueltas de final de este siglo, donde hubo una sublevación en la provincia de Málaga.

En 1884 hubo un terremoto que causó graves daños materiales y humanos, tras éste, se produjo una nevada intensa que no permitió el auxilio del municipio. El seísmo causó la alteración de cauces de aguas subterráneas, y daños importantes en las infraestructuras de acceso a la villa.

Toda la documentación que se tiene de la historia de Alcaucín, es gracias a que la población civil impidió la quema del archivo de la iglesia durante la Guerra Civil Española, que se mantiene intacto desde su fundación en 1732, y desde 1978 se guarda en el Archivo Diocesano.

Las propuestas por este municipio son diversas, encontramos tanto rutas rurales por el parque natural, como monumentos y baños curativos.

Parque Natural. Su geografía es abrupta, se compone de la Sierra Tejeda, caracterizado por un monte cerrado. En este espacio rural podemos encontrar zonas adecuadas y limitadas para pasar el día al aire libre, como la zona de “El Alcázar”, que debe su nombre a una antigua construcción árabe.

Existe una ruta que comienza a la entrada de Alcaucín y lleva directamente al emplazamiento de El Alcázar, con una distancia de 4 km, siguiendo la senda camino a la Maroma. El recorrido que es ascendente nos permite conocer el paisaje natural que envuelve al municipio, así como conocer su geografía, amén de la fauna y la flora.

Monumentos. Entre ellos destaca la iglesia de Nuestra Señora del Rosario

Construida en 1.732, y restaurada a mediados del s. XX, consta de dos naves separadas por pilares que descansan en arcos de tres puntos, llama la atención la sencillez de sus líneas, que se pierde en el camarín de yesería de estilo rococó, en su interior también destacan varias imágenes de los siglos XVIII y XIX. La fachada principal presenta un arco de medio punto con pilastras cajeadas. Las dos campanas que posee están situadas en una espadaña con arcos de medio punto.

En un cerro cercano se eleva la ermita de Jesús del Calvario, del siglo XVIII, desde el cual se contempla la comarca de Alcaucín. Destaca también la fuente de los cinco caños, lugar muy emblemático del municipio, a la que sus aguas se le atribuyen minerales curativos.

La fiesta más destacada es la que se celebra el 20 de enero, en honor al patrón de la villa, San Sebastián, junto a esta cabe mencionar la peculiar Semana Santa donde se escenifican a los judíos con vestimentas y máscaras, los cuales acosan a los ciudadanos que se encuentran por la calle, hasta que éstos los invitan a tomar un trago.

En mayo se celebra la romería en honor de San Isidro, donde sacan al santo y es trasladado hasta El Alcázar, donde se citan todos los habitantes del pueblo. Los festejos anuales se completan con la feria mayor en agosto, la celebración de la Virgen del Rosario en octubre, y la procesión de la Virgen Milagrosa.

Qué ver en Alcaucín?

Construida en 1.732, y restaurada a mediados del s. XX, consta de dos naves separadas por pilares que descansan en arcos de tres puntos, llama la atención la sencillez de sus líneas, que se pierde en el camarín de yesería de estilo rococó, en su interior también destacan varias imágenes de los siglos XVIII y XIX. La fachada principal presenta un arco de medio punto con pilastras cajeadas. Las dos campanas que posee están situadas en una espadaña con arcos de medio punto.

Ermita de Jesús del Calvario

Construida en el s. XVIII en estilo barroco, en la fachada tiene un arco de medio punto sobre pilastras. En 1.936 destruyeron las imágenes y provocaron daños en la capilla, posteriormente los vecinos restauraron todo el conjunto. Es utilizada como capilla del cementerio.

Castillo de Zalía

Fortificación inicial de los fenicios que sobre ella los árabes construyeron el castillo y las murallas, con posterioridad los cristianos convirtieron la fortaleza en prisión para los moriscos.

Alcázar de Alcaucín

Parque natural de la Sierra de Alcázar, está situado a orillas del río Alcaucín en un paraje de gran belleza y vegetación. Existe un mirador desde el cual se puede observar el cañón natural que desemboca en el pantano de la Viñuela.

cosas que ver en alcaucin

Feria y fiestas de Alcaucín

Feria de Agosto de Alcaucín

Feria en honor de San Sebastián, patrón de la localidad, se celebra el primer fin de semana de Agosto y dura tres días, durante esta Feria se celebra el Festival de Cante Flamenco.

Feria Chica de Alcaucín

Fiestas en honor de la Virgen del Rosario, patrona del pueblo, se celebra el fin de semana más próximo al 7 de Octubre festividad de la Virgen.

Semana Santa de Alcaucín

Son típicas las procesiones de esta localidad por su tradición y singularidad, pues los vecinos salen ataviados con máscaras y ropas de estilo romano, son los llamados «Judíos», procesionan los pasos por sus sinuosas calles e incitan a los vecinos a que les inviten a «una copa en el bar».

Fiesta de la Castaña de Alcaucín

Se celebra el día 31 de Octubre, fiesta tradicional donde se recuerda, cuando todos los vecinos se reunían antiguamente en la plaza del pueblo para celebrar la fiesta de Todos los Santos, en la actualidad se procede al tueste de la castaña y se ofrecen degustaciones de ellas, de anís y de los típicos mantecados de canela.

fiesta de la castaña alcaucin

Dónde comer en Alcaucín

La cocina tradicional se ha enriquecido con los cultivos de invernadero y subtropicales, como las chirimoyas, los mangos, los aguacates, que están presentes en la cocina actual de casi toda la comarca de la Axarquía. Algunos de los platos típicos son, la ensalada cateta, las gachas, la olla del segador, tortillitas de bacalao con miel, la sopa de tomate.