El Acueducto de la Fuente del Rey de Alhaurín de la Torre registrado como Bien de Interés Cultural

El Consejo de Gobierno ha acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural con la tipología de Sitio Histórico, el Acueducto de la Fuente del Rey, obra de ingeniería del siglo XVIII que discurre a lo largo de 3,5 kilómetros por los términos municipales de Alhaurín de la Torre y Málaga.

La infraestructura, construida en el siglo XVIII, constituye uno de los principales hitos del paisaje de Málaga y Alhaurín de la Torre

Esta infraestructura, de la que se conservan diversos tramos, ha dejado una fuerte impronta en el paisaje y constituye un testimonio material de la necesidad histórica de agua potable en Málaga. Fue construida en una época de esplendor económico que trajo consigo el auge del comercio y la agricultura, así como la activación de otras obras claves de la ciudad, como el puerto o la catedral. En el impulso al proyecto intervino el propio monarca Felipe V.

Además de su interés paisajístico e histórico, el acueducto presenta valores artísticos y monumentales en muchos de sus elementos. El principal de ellos es el Puente del Rey sobre el río Guadalhorce, del que se conservan dos arcos grandes y cinco pequeños. Aunque no llegó a terminarse según el proyecto original, con 22 arcos en algo más de 300 metros, ha estado en uso desde el siglo XIX con la instalación de una pasarela de madera.

Por su monumentalidad también destacan el edificio de captación de la Fuente del Rey, en cuya portada principal figura la inscripción de su fecha de construcción, 1728; el tramo que discurre por la barriada de Zapata, en Alhaurín de la Torre, donde se sitúan los conocidos como “Arcos de Zapata”, y el de la cañería Arroyo Ramírez, con un muro que supera los cinco metros en algunos puntos y es visible desde la autovía.

Junto con los restos lineales de la infraestructura, en el trayecto que va de la Fuente del Rey a las inmediaciones del aeropuerto de Málaga, el régimen de protección aprobado por el Gobierno andaluz incluye también diversas zonas adyacentes que atestiguan los procesos de ocupación del territorio y puesta en explotación agrícola propiciados por la obra.

El acueducto tiene asociado, además, una abundante documentación técnica que aporta información de interés sobre la obra pública, la ingeniería y la arquitectura del siglo XVIII. En este patrimonio destacan los numerosos proyectos que se redactaron, conservados en su mayor parte en el Servicio Cartográfico del Ejército, y las referencias a los profesionales que participaron, principalmente Bartolomé Thurus, Martínez de la Vega y Martín de Aldehuela.

Te interesa

¿Te pareció interesante?

Málaga Magazine

Centro de Información y Comunicación de Málaga y su Provincia