Abren los caladeros de moluscos de Estepona y San Pedro

La Junta de Andalucía abre parcialmente dos de los caladeros de moluscos cerrados en Málaga.Los marisqueros malagueños podrán volver faenar en Estepona y San Pedro de Alcántara (Marbella) al registrarse dos muestras libres de toxinas

En Málaga, dos caladeros de moluscos han abiertos ayer por la  tarde: en Estepona y San Pedro de Alcántara, después de dos análisis negativos en toxinas.

Presencia de Toxinas

Están abiertos parcialmente porque no se pueden coger coquinas, aunque sí conchas finas y chirlas. La flota ha salido esta madrugada a faenar, aunque dan por perdido el verano.La Junta de Andalucía cerró los caladeros malagueños de moluscos por la presencia de toxinas, que podrían provocar al ser ingeridos reacciones como diarreas. A finales de julio, se detectó una gran concentración de estas toxinas y días más tarde se cerraron las zonas de pesca.

Más de 400 marisqueros malagueños se quedaron en el dique seco, hasta este miércoles. Es cuando la Junta de Andalucía ha comenzado a abrir parcialmente algunas de las zonas afectadas.

Los niveles de toxinas PSP, con efecto paralizante, y DSP, que provoca diarreas, llamada de forma vulgar «marea roja», han descendido.

Esto posibilita que en Estepona y San Pedro de Alcántara se pueda faenar de forma parcial. La infección de los moluscos se produce por microalgas.

Los efectos son inocuos para los animales, pero provocan intoxicación al ser ingeridos. Por lo que, si se detectan, se decreta el cierre del caladero hasta que mejora la situación.

Hasta el momento, la Delegación de Agricultura y Pesca permite en Estepona la captura de chirlas, conchas finas, almeja tonta y búsanos.

Por otro lado, en la zona marbellí sólo se ha autorizado la pesca de chirla y concha fina.

 La prohibición en todos los casos sigue para faenar las coquinas. Las buenas noticias podrían extenderse a la Caleta de Vélez y a Maro.

 

Prohibición parcial

Para ello, como los dos que tienen levantada la prohibición de una forma parcial, deberán tener un segundo análisis de sus muestras negativo en las toxinas. «Tenemos la esperanza de poder seguir abriendo zonas para volver a una normalidad pesquera de marisco en la provincia», señaló Francisco Javier Salas, delegado de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Málaga.