Después de los atentados del 11S en EEUU, surgieron  numerosas evidencias que desmontaron la versión oficial de los hechos, 18 años después, son muchas las preguntas que aún esperan ser respondidas

El 11S en el 2001 es recordado en el mundo como el día del ataque a las Torres Gemelas  de Estados Unidos, pero más allá de saber que estos dos enormes rascacielos fueron derribados, no se tienen datos certeros de lo que allí ocurrió, y es que luego de que el Gobierno presentara la versión oficial, varios expertos y estudiosos han desmontado esa información.

Aquel trágico martes de septiembre, dos aviones comerciales, de American Airlines y United Airlines, impactaron contra los edificios más altos en el Centro Mundial del Comercio en New York, dejando un total de dos mils ochocientos cuarenta y tres muertos y cerca de seis mil heridos.

El Gobierno de George W. Bush aseguró que el ataque fue un atentado terrorista, y lo atribuyó al grupo extremista afgano Al Qaeda, liderado en aquel entonces por Osama Bin Laden. Pero, ¿fue realmente esto lo que ocurrió ese día? ¿El ataque fue planeado por Al Qaeda? ¿Los intereses eran solo terroristas? ¿Por qué poco a poco el relato oficial se hizo menos creíble?

 

 Este 2019 se cumplen 18 años del 11S, el atentato a las torres gemelas de Nueva York

 

Luego de que se conociera “la verdad” vista desde los ojos de Bush y sus secuaces, varios investigadores y analistas descubrieron algunas inconsistencias y disparidades entre ingormación ofrecida y los hechos del 11S.

A pesar de la gran cantidad de interpretaciones que se le ha dado al ataque de las Torres Gemelas, en la gran mayoría de ellas sus autores coinciden en que se trató de un autoataque, pensado por la cabeza estadounidense con el propósito de justificar los bombardeos a naciones autónomas como Irak y Afganistán, apoderarse de los recursos de esos países y enriquecerse a través del negocio de la defensa.

LO QUE SE SUPO DESPUÉS DEL ATAQUE

Antes de que los Bush se instauraran en la presidencia de Estados Unidos ya se sabía de sus negocios con los Bin Laden, pero luego del “ataque terrorista”, investigadores develaron mucha información sobre las grandes inversiones de  ambas familias en diferentes empresas, mayormente dedicadas a la extracción y procesamiento del crudo.

A finales de 1980, cuando George H. Bush llegó a la presidencia de EE.UU., obtuvo la concesión petrolera de Bahreín, lo cual le fue posible gracias a la ayuda de Salem Bin Laden, hermano mayor de Osama. Para ese entonces, George W. Bush, el hijo, dirigía la empresa texana de hidrocarburos Harken Energy Company.

Así se ha podido ver desde siempre el interés de esta familia, ligada además a la política, en las riquezas obtenidas a través de los hidrocarburos.

Bush hijo controló además las petroleras Arbusto’79 Ltd y Arbusto’80 Ltd donde el empresario James Bath, administrador de la familia Bin Laden, realizó grandes inversiones en representación de un grupo de saudíes, según indicó él mismo en declaraciones juradas.

Según informa Michael Moore en su documental Fahrenheit 9/11, los Bush y los Bin laden tenían inversiones en The Carlyle, una empresa que ganó mucho dinero luego del 11S por tener uno de los mayores contratos en defensa de Estados Unidos.

Este material audiovisual revela que si el país norteamericano incrementaba su defensa la familia Bin Laden ganaba a través de esta empresa. Además detalla que en aquel momento, las inversiones de los saudíes en EE.UU. inversiones de los saudíes en EE.uu. se ubicaban cerca de los 860mil dollares, lo que significaba que eran dueños de aproximadamente el 6 por ciento de ese pais .

 EL TERCER ATENTADO

 El mismo día del ataque a las Torres Gemelas se registró también otro atentado en el que un supuesto tercer avión, también de American Airlines, impactó contra el Pentágono; sin embargo, según varios analistas, entre ellos el periodista Thierry Meyssan, es imposible que esto haya ocurrido, entre otras cosas, por  la pequeña dimensión del agujero en el edificio y por la precisión de impactar justo en una zona que estaba en construcción.

Para muchos investigadores resultó difícil creer que el edificio más custodiado de Estados Unidos fueses atacado casi 80 minutos después de realizado el ataque a las torres, es decir que las fuerzas de seguridad debían estar altamente prevenidas en todo el país.

Estudiosos coincidieron en dos teorías que también responden a un autoatentado:: se produjo con un misil lanzado desde dentro, o con un avión perfectamente maniobrado por un piloto con experiencia en ataques.

LAS DIFERENTES TEORIAS QUE NO CONFÍAN EN LA HISTORIA OFICIAL

Los misterios no resueltos acerca de lo que ocurrió el 11 de septiembre de 2001 son analizados en la serie The Conspiracy Files,  donde se busca obtener nuevas respuestas sobre el sorpresivo derrumbe de la Torre 7, la acción tardía de las fuerzas militares y la muerte de Osama Bin Laden, entre otros temas que podrían develar desde impericia hasta un ataque interno de los Estados Unidos para invadir Irak.

Si bien el gobierno del norte refutó la mayoría de las hipótesis a través de informes oficiales, aún un15 por ciento de los estadounidenses,   están convencidos de que George W. Bush y otras autoridades estuvieron involucrados en los ataques.

¿Todavía no sabes cuáles son estas teorías que intrigan al mundo? Te las contamos aquí.

El derrumbe de las torres: ¿Demoliciones controladas?

Algunos de los que cuestionan las versiones oficiales sostienen que los edificios del World Trade Center fueron demolidos por explosivos y no por el impacto de un Boeing 767. Esto es lo que explica el episodio 9/11 de The Conspiracy Files, donde se reúnen relatos de testigos y expertos que ponen en duda la veracidad de los informes del gobierno.

Sucede que, de acuerdo a ingenieros y arquitectos, el diseño y la estructura de las torres –compuestas por 47 pilares internos- hacían imposible el derrumbe inmediato y total provocado por un impacto aéreo.

Los teóricos de la conspiración sostienen que las construcciones se convirtieron enseguida en humo y polvo como respuesta a una demolición controlada, tal y como habría ocurrido con el edificio 7. El enigmático derrumbe de esta estructura es relatado en el segundo episodio del documental, llamado 9/11- The Third Tower.

Con 204 metros de altura, el edificio no sufrió ningún tipo de impacto pero se derrumbó siete horas después que las torres gemelas, los informes oficiales,  .explicaron que la destrucción fue provocada por los incendios descontrolados en las inmediaciones, aunque los críticos siguen sosteniendo que no hay evidencia científica para ello: hasta el momento, nunca un rascacielos de acero había colapsado a causa de un incendio.

El ataque al Pentágono y la teoría del misil

Pasadas nueve y media de la mañana del 11 de septiembre, el vuelo 77 de American Airlines se estrelló contra el Pentágono, dejando 189 muertos. Sin embargo, al poco tiempo comenzaron a circular nuevas versiones de los hechos, entre ellas la que habla del impacto de un misil.

El periodista francés Thierry Meyssan afirmó en su investigación La gran impostura que el agujero provocado en el edificio es mucho más pequeño al que podría ocasionar un avión, además de no encontrarse restos de la nave. El problema es que las imágenes mostradas por la Casa Blanca no son nítidas ni aclaran qué fue lo que impactó contra el Pentágono, cosechando aún más dudas y polémica. De acuerdo a Meyssan, el vuelo 77 fue derrumbado previamente y el atentado contra la construcción se realizó a través de un misil lanzado por el propio gobierno.

Sus afirmaciones fueron cuestionadas por otros teóricos de la conspiración, como el ingeniero Jim Hoffman. Cuando finalmente se confirmó que la colisión se produjo por un avión comercial, las teorías comenzaron a girar en torno a la presencia de un piloto del Pentágono en lugar de al-Qaeda. Estas controversias tienen que ver con el misterioso hecho de que la nave no fue interceptada a tiempo por la fuerza aérea nacional.

Los vínculos con Bin Laden

El episodio Osama Bin Laden- Dead o Alive? examina qué fue lo que sucedió con el hombre más buscado del mundo desde el origen de los atentados hasta la actualidad. Algunas teorías sostienen que el terrorista tenía vinculaciones previas con agentes de la CIA y el propio George Bush, con quien lo unía un negocio familiar.

Cuando en 2011 el gobierno nacional dio a conocer la noticia de la captura y muerte del fundador de al-Qaeda, comenzaron a circular hipótesis diferentes a las de la administración de Obama. Entre ellas se desprende la posibilidad de que Bin Laden aún siga con vida o haya muerto mucho antes de la fecha señalada: el no haberse difundido videos o precipitar inmediatamente el cuerpo al mar generan dudas sobre su verdadero destino. Algunos ‘deathers’ –como se llama a los que cuestionan la muerte del líder –explican  que la versión oficial busca fomentar la militarización de América y reafirmar su política exterior.

El vuelo de Boston con destino a San Francisco fue el único de los cuatro secuestrados que ese día no llegó a destino: en lugar de impactar contra el Capitolio, cayó en un campo abierto en Shanksville, Pensilvania. Si bien la versión oficial sostiene que la colisión fue evitada por los propios pasajeros que buscaron reducir a los secuestradores y tomar el control del avión, otras hipótesis afirman que fue derribado por los cazas de Estados Unidos.

También circulan versiones alternativas sobre el rol ejercido por las fuerzas de seguridad del país. Ante la pregunta de por qué no intervinieron para interceptar ningún avión, la teoría oficial habla de incompetencia e incumplimiento de las obligaciones. Sin embargo, algunos críticos aún sostienen que el entonces vicepresidente, Dick Cheney, ordenó a los militares retirarse sin que realizaran ninguna intervención.

¿Conocías estas teorías de conspiración?, ¿qué opinas sobre el tema? No te pierdas más datos asombrosos sobre el 11S y otros hechos que marcaron la historia en los próximos episodios de The Conspiracy Files.