Unas 200 personas reivindican el regreso de la Maternidad al Hospital Virgen de la Victoria

Unas 200 personas se han manifestado este sábado recorriendo el Centro de la capital malagueña para exigir a la Junta de Andalucía la reapertura de la unidad de Maternidad del Hospital Virgen de la Victoria, después de que se unificara con la del Hospital Materno Infantil con motivo de la pandemia de la COVID-19 en marzo de 2020.

La marcha, promovida por profesionales del Área Obstétrico-Ginecológica y Neonatología del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, junto a Marea Blanca, y apoyados por la Junta de Personal del centro, asociaciones, colectivos, partidos políticos y sindicatos, ha recorrido la Alameda principal, Plaza de la Marina, lateral norte del Paseo del Parque hasta finalizar en el Ayuntamiento de Málaga donde se han leído dos comunicados.

A la manifestación, que ha sido secundada por unas 200 personas según datos de la Subdelegación de Málaga, ha contado con la participación del secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, quien ha considerado «fundamental» que estén disponibles las dos unidades para así poder «garantizar una atención de calidad» a las mujeres.

También ha estado presente la portavoz de la confluencia de Izquierda Unida y Podemos en la Diputación de Málaga, Teresa Sánchez, quien ha criticado el «engaño» de la Junta de Andalucía, «con el objetivo de aumentar el número de camas privadas en la provincia», que ya lidera el ranking andaluz en este aspecto, ha recordado.

Sánchez ha alertado de que el cierre de la unidad del conocido como Hospital Clínico es «una agresión más a las mujeres, a nuestros derechos y a esa sanidad pública que durante la pandemia hemos puedo en valor». Para la portavoz de la confluencia, se pierde así «una oportunidad más de las mujeres a poder elegir dónde dar a luz».

Por último, ha reprochado que la «excusa» de que el Hospital Materno-Infantil es el único que tiene planta de Neonatología (UCI para los recién nacidos) «no nos vale» porque entonces, advierte, «tendríamos que cerrar todas las platas de Maternidad de todos los hospitales, tanto públicos como privados».

En marzo del pasado año, con motivo de la pandemia y para obtener más espacio para atender los contagios, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) decidió trasladar este servicio del Hospital Virgen de la Victoria al Materno. Una situación que fue bien vista por los profesionales sanitarios ante las circunstancias que se estaban viviendo, pero ahora, critican que «no se entiende, ya que ha mejorado la situación y la dotación de UCI del Virgen de la Victoria se ha ampliado».

A juicio de los profesionales, «no se optimizan los recursos de esta manera. Málaga va a necesitar esta segunda maternidad, el tiempo lo va a confirmar, salvo que con los intereses economicistas que parecen respaldar el que no volvamos se quiera seguir favoreciendo a la sanidad privada que durante este año a nivel obstétrico ha tenido importantes ingresos, algo que no se debe potenciar quitando servicios públicos a la población».