Pilar y Héctor, en la habitación en la que se han casado. / SUR

La boda civil se ha celebrado en la habitación de la paciente y ha sido oficiada por una jueza.
Para Pilar y Héctor ha sido un día entrañable y lleno de felicidad, porque han visto satisfecho su anhelo de casarse. La semana pasada, Héctor pidió matrimonio a Pilar, que dijo que sí. Esta mujer lleva un año enferma con altibajos.
Pilar y Héctor forman una pareja que como tantas otras quiere llevar una vida en común. El deseo de ambos de casarse se ha visto cumplido este lunes. La diferencia respecto a tantos otros cónyuges es que Pilar y Héctor no se han dicho el sí, quiero en una iglesia, un ayuntamiento, un juzgado o un barco. La singularidad de este enlace es que se ha celebrado en el Hospital Quirónsalud Málaga, centro hospitalario en el que Pilar se encuentra ingresada para recibir tratamiento contra la leucemia que sufre.