domingo, junio 23, 2024
spot_img
InicioSucesosJuicios y DelitosUna carta anónima hace caer a un pederasta que llevaba más de...

Una carta anónima hace caer a un pederasta que llevaba más de 30 años abusando de menores en Málaga

La Policía Nacional ha localizado a más de una veintena de víctimas, de los que hay imágenes desnudas o manteniendo relaciones sexuales

El pasado mes de febrero, una carta anónima enviada a la Comisaría de la Policía Nacional de Málaga descubrió a un posible pederasta. El Grupo de Menores (Grume) inició una investigación que ha acabado con la detención de un pedófilo septuagenario que llevaba más de 30 años abusando de menores en su piso de la capital. El escrito decía que el sospechoso llevaba más de tres décadas invitando a su domicilio a menores, captados previamente mediante la entrega de regalos y drogas. Remarcaba como la finalidad de este sujeto era obtener de ellos imágenes y encuentros sexuales.

Los investigadores iniciaron las pesquisas sobre el sospechoso, que resultó ser un septuagenario que vivía solo y no tenía descendencia. Fruto de las indagaciones practicadas, agentes del Grume descubrieron que las relaciones sociales que mantenía el investigado se limitaban casi en exclusiva a encuentros con jóvenes provenientes de familias desestructuradas.

A éstos los acompañaba incluso en sus rutinas. El supuesto pederasta llegó a pagar la cuota para el gimnasio a ocho chicos, mayores y menores, tras hacerse pasar por familiar de ellos en el centro deportivo. También se comprobó que se trataba de una persona muy activa en redes sociales, con miles de seguidores. La mayoría de las personas con la que estaba conectado eran menores de edad.

En alguna ocasión, la Policía Nacional pudo constatar cómo alguna de las víctimas, sin parentesco con el investigado, tenían teléfonos móviles a nombre del sospechoso. Además de telefonía, el septuagenario regalaba ropa a los chicos. A uno de ellos le regaló un traje para la graduación. Además, les facilitaba dinero y drogas.

Llegó a pagar la cuota del gimnasio a sus víctima, el teléfono o el traje para la graduación, además de drogas o alcohol

Los agentes observaron cómo al domicilio del investigado acudían los chicos, permaneciendo largos períodos de tiempo en el inmueble. El hogar era un lugar en el que se había creado un clima acogedor para ellos. Lugar en el que podían consumir drogas y alcohol, jugar a la videoconsola y ver televisión por cable con canales de fútbol y música.

Así, la Policía Nacional fue desgranando la maraña de víctima, que ha llegado a catalogar en una veintena, entre menores y jóvenes que ya han cumplido la mayoría de edad. Los agentes encargados del caso explican que la cifra de perjudicados podría ser mayor.

Con las pruebas recabadas, el Grume detuvo al sospechoso el pasado 7 de julio. La operación no se ha dado a conocer hasta ahora al ser cuándo se ha finalizado la investigación con el volcado y análisis de una ingente cantidad de material informático intervenido en su domicilio. El sumario tiene más de 70.000 folios en formato PDF. En la imágenes incautadas se ve a menores desnudos y, en algunos casos, manteniendo relaciones con el arrestado.

En la imágenes incautada hay menores desnudos, consumiendo ‘gas de risa’ o manteniendo relaciones sexuales con el septuagenario

También hay imágenes de las fiestas previas. En el material recabado, el piso del detenido muestra instantáneas en las que se observa a menores consumiendo ‘gas de la risa’ y alcohol en el salón del inmueble. En el registro se hallaron gran cantidad de botellas de alcohol, una videoconsola, chucherías, tabaco, hachís, una cantidad abundante de paquetes de macarrones y tomate frito. Además, la Policía destaca que había numerosos paquetes de calzoncillos sin abrir.

En la actualidad, el investigado se encuentra en libertad con cargos. Está pendiente de juicio. Las pesquisas fueron remitidos al Juzgado de Instrucción 11 de Málaga, que es el que se está haciendo cargo de la causa en la que se trata de aclarar su presunta responsabilidad en un delito de corrupción de menores.

RELATED ARTICLES