Un viaje experimental “LA RUTA DEL REY ZIRÍ”

El viaje experimental “LA RUTA DEL REY ZIRÍ” del pasado sábado 23 de marzo fue un viaje por la historia que tuvo como eje temático el paso por las tierras de la Axarquía de Abdallah, el último rey de la dinastía zirí de Granada, allá por el siglo XI.

Su línea argumental estuvo basada en las vivencias y referencias de estos lugares que el propio rey dejó escritas en sus memorias, una obra fascinante, clave para entender el siglo XI en primera persona.

El castillo o alcazabilla (alqusayba القصيبة)  de  Torre del Mar fue el punto de partida. Es el origen de Torre del mar y fue fundamental para el desarrollo del comercio marítimo de la zona. Lamentablemente, sólo algunos restos de muros y una torre circular integrada en una vivienda de la actual Plaza de la Axarquía nos recuerdan la probable antigua fortaleza surgida en el siglo XI como Mariyyat Balish, el punto marítimo defensivo de la medina de Vélez. Aparece en las memorias del último rey zirí de Granada, Abdallá, en el siglo XI. Posteriormente, en el XII es descrita por el geógrafo al-Idrisi: “Está a orillas del mar. Es de pequeñas dimensiones. Cerca de ella, por el Poniente, desemboca  el río Mallaha”. En época nazarí era llamada alcozaiba (del árabe al-qusayba, la alcazabilla).

 

Luego, en autobús, la ruta puso rumbo a Arenas. Por el camino se pudo observar el legado andalusí presente en los elementos del paisaje, especialmente en los paseros y balates (del árabe بلاط empedrado), declarados patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en 2017.

El siguiente punto fue se la extraordinaria alquería de Arenas. En ella se visitaron sus dos fuente, y se hizo un recorrido a través del cual se apreció el urbanismo andalusí aún presente en elementos como sus algorfas (del árabe al-gurfa, la habitación), un elemento característico en el urbanismo de las medinas y alquerías de al-Ándalus, y que existe aún en muchos pueblos y ciudades de nuestra geografía. La de Arenas tuvo la función de unir dos viviendas quizás de un mismo propietario situadas en edificios contiguos a ambos lados de la misma calle, algo común cuando, por ejemplo, un hijo contraía matrimonio.

 

Posteriormente  se ascendió  a uno de los principales hisn o fortalezas de la comarca, el de Bentomiz o Montmas. Se trata de la principal fortaleza de su zona desde el siglo XI  y sirvió además de refugio para la población de las alquerías vecinas. En el siglo XV fue cabecera de Taha (territorio) hasta su conquista en 1487. Se vieron y explicaron sus restos de murallas almenadas, cuatro torreones y dos aljibes, los cuales ocupan un paraje elevado espléndido.

 

Esta “Ruta del rey zirí” fue también teatralizada. Junto al lienzo de muralla que se conserva en Bentomiz, las personas participantes fueron testigas de la aparición del rey Abdallah interpretado por el gran actor Fernando Gil. Su actuación se basó en la cita que el último rey zirí de Granada recogió en sus memorias tras su paso por Bentomiz: “…vi que era un castillo muy grande en el que se habían reunido los habitantes de las cercanías. Les propuse que se sometieran… y como en el castillo se habían reunido además unos cuantos bandoleros, gente de mala calaña, les hice proposiciones para que se viniesen a mi partido…”

 

Por último se regresó desde Arenas a Vélez-Málaga y Torre del Mar

Esta actividad fue organizada por la asociación Sharqí Málaqa con la colaboración de la SAC de Vélez-Málaga  y está incluida en el proyecto Innova Experiencia Andalusí puesto en marcha por el Área de Turismo de la Mancomunidad Axarquía Costa del Sol, impulsado desde la Secretaría de Estado de Turismo y financiado con fondos europeos Next Generation.