Tensión en Marbella entre la Policia Local y los vendedores ambulantes

Los vendedores ya no huyen, sino que se agrupan y plantan cara a los agentes. Es lo que policías locales de Marbella -según la versión de los agentes- vivieron el pasado jueves.

Agentes de la Policía Local de Marbella estaban en plena redada contra la venta ambulante en la ciudad cuando identificaron a una serie de “manteros” en una playa de Puerto Banús.

De inmediato les confiscaron los productos falsos que estaban vendiendo. En un descuido, mientras pedían la documentación a uno de ellos, uno de los vendedores ilegales les arrebató el material y dio un manotazo al agente -según fuentes de la Policía Local-.

Lo siguiente son unos instantes tensos en los que los agentes se defienden usando la porra.

Es uno de los momentos tensos que se viven en la Costa del Sol cuando la policía actúa contra el “top-manta”. El Ayuntamiento de Benalmádena ya avisó, a principios de verano, de que los manteros habían cambiado de estrategia.

Un informe del jefe de la Policía Local de Benalmádena destacaba un cambio de tendencia.

Los vendedores ya no huyen, sino que se agrupan y plantan cara a los agentes. Es lo que policías locales de Marbella -según la versión de los agentes- vivieron el pasado jueves.

La situación se saldó con varios golpes y carreras, hasta que los policías pudieron recuperar su autoridad subidos en un punto alto.

Según las fuentes consultadas, uno de los tres policías que estaban prestando el servicio recibió varios golpes cuando trataban de recuperar la mercancía confiscada.

La Policía Local advierte que, cada vez más, lo manteros no están ilegales en el país y van cada vez más organizados. “El 90 por ciento de las personas que identificamos están de una forma reglamentaria en el país, tienen su documento de identificación y están bien asesorados”, explica un policía local de Marbella que participa en este tipo de redadas contra la venta de falsificaciones.