Se soltarán más de 400 ejemplares de cangrejo autóctono en arroyos de la Sierra de las Nieves y la Sierra de Grazalema

La Junta de Andalucía, a través de su Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ha iniciado el proceso de reintroducción de cangrejos de río autóctonos en arroyos de la Sierra de las Nieves y la Sierra de Grazalema.

La primera suelta se produjo en la Sierra de las Nieves. En total se ha pretendido dejar en libertad a más de 400 ejemplares que provienen del centro de de cría en cautividad de la Ermita (Huétor- Santillán, Granada).

El cangrejo de río autóctono sufrió en el pasado un declive muy importante, motivado principalmente por la introducción de especies americanas de cangrejos de río, las cuales portan un hongo que causa la denominada afanomicosis o peste del cangrejo que produce mortandades masivas en la especie autóctona. Esta enfermedad, junto con la degradación de su hábitat ha provocado que el cangrejo de río autóctono desaparezca de la mayor parte de la Andalucía oriental donde hasta los años 70 se encontraba ampliamente distribuido y constituía un recurso natural y cultural de primer orden.

Este hecho motivó su inclusión, en el catálogo andaluz de especies amenazadas, como especie “En peligro de extinción“, así como su incorporación en el Plan de Recuperación y Conservación de Peces e Invertebrados de Medios Acuáticos Epicontinentales que aglutina y coordina las medidas de conservación que la Consejería viene realizando en algunos casos desde el año 2001, como es el del cangrejo de río autóctono.

Entre las medidas a tomar está la conservación en centros de cultivo para garantizar su futura pervivencia.

Para ello, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio tiene puestos en marcha dos centros de cultivo específicos: el Centro de Conservación y Cría de Especies de Aguas Epicontinentales “La Ermita” en Granada y el Centro de Cría y Conservación de Peces Amenazados de Los Villares situado en Córdoba.