Sánchez arropa a Espadas en su estreno al frente del socialismo andaluz tras la etapa de Susana Díaz

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reivindicado «la fuerza de la unión» en los socialistas y ha asegurado, en un momento de crisis interna en el PP, que «ni las estridencias ni los desplantes» fortalecen los proyectos políticos.

Sánchez, en la clausura del congreso del partido en Andalucía en el que Juan Espadas toma las riendas de la federación que hasta ahora pilotaba la considerada como rival interna de Sánchez, Susana Díaz, ha ensalzado los valores de la cohesión y de «la fuerza de la unidad».

«Después de ver algunas de las cosas que estamos viendo en otras organizaciones, me acordaba de algo que nos dijo nuestro fundador Pablo Iglesias sobre la solvencia y la fortaleza de los proyectos políticos. Dijo que ni las estridencias ni los desplantes hacían fuertes a los proyectos políticos, que los proyectos se hacían fuertes cuando sabíamos qué intereses servíamos», ha afirmado el presidente del Gobierno.

Siguiendo las palabras de Pablo Iglesias, ha reivindicado la importancia de saber «lo lejos que se puede llegar gracias a la fuerza de la unidad, de la unión», así como la necesidad de tener una «voluntad férrea» y una «constancia inquebrantable».

Además, el presidente ha asegurado que los procesos congresuales son un buen momento para preguntarse a quién sirve el PSOE. «Nosotros gobernamos para las amplias mayorías sociales de España y de Andalucía», se ha respondido el presidente.

Ha agradecido a Susana Díaz y su dirección el trabajo al frente de la federación andaluza y, tras dar la enhorabuena al actual secretario general, Juan Espadas, se ha mostrado convencido de que en cuanto se convoquen elecciones en Andalucía las ganará. Y se ha ofrecido a estar detrás de él para que logre su objetivo.

Además, el líder de los socialistas ha dicho que «la socialdemocracia se reconoce en la forma de hacer oposición de Juan Espadas» y ha contrapuesto su modelo colaborador al del PP en España. «La oposición no puede ser sinónimo de desear que a tu país le vaya peor», se ha quejado Sánchez.

Salario mínimo y ley de vivienda

Y ha lamentado que el PP se haya opuesto a la actualización del salario mínimo, la revalorización de las pensiones, el ingreso mínimo vital, e incluso a una reforma de la Constitución para cambiar el modo de referirse a las personas con discapacidad «por su nombre» en lugar de llamarlas «personas disminuidas».

«¿Qué intereses defiende la derecha? Porque desde luego no son los de ciudadanos de a pie«, ha asegurado Sánchez, que se ha quejado también de que la formación de Pablo Casado ponga «palos en las ruedas» a la llegada de los fondos europeos, aunque ha augurado que «se van a equivocar».

A su juicio, el PSOE es «imprescindible» porque a diferencia del PP, los socialistas nunca abandonan a España. Sánchez ha dicho que frente a la crisis solo hay dos salidas: la receta neoliberal o la socialdemócrata, que es a su juicio la única que da frutos.

Durante la pandemia, ha dicho, se destruyeron 1,4 millones de empleos. «Los erte, las prestaciones por autónomos y los créditos ICO es lo que nos permite tener hoy los niveles de empleo previos a la pandemia en un tiempo récord», ha reivindicado el presidente del Gobierno.

También ha reafirmado su compromiso con la nueva ley de vivienda para hacer frente al problema de acceso a la emancipación de los más jóvenes frente a un PP que, ha lamentado, no quiere afrontarlo.

Por otra parte, el presidente del Ejecutivo, que ha sacado pecho además de que el 90 por ciento de la población española mayor de 12 años esté vacunada con pauta completa. «Es un motivo de orgullo indescriptible», ha asegurado Sánchez, contento porque, a su juicio, los españoles han visto la vacunación «como un derecho y un deber».

Sánchez ha clausurado el congreso en el que el secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, ha pedido a las bases que huyan de los bandos porque es «el momento de la unidad» del partido tras el 14 Congreso Regional, y ha apostillado: «Saldremos de aquí como una piña».