Salud pide que se prohíba el acceso a centros sanitarios a los no vacunados

Así lo ha expresado el consejero de Salud y Familias tras reiterar el llamamiento a los 537.000 andaluces que no se han vacunado

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha reclamado que «el carné de vacunación sea obligatorio» para «entrar» a determinados espacios públicos, como centros sanitarios, de actividades de ocio nocturno y espectáculos deportivos.

Así lo ha expresado este miércoles tras reiterar el llamamiento a los 537.000 andaluces que no se han vacunado, la mayoría de ellos en la franja de edad entre los 25 y los 40 años, a que «se sumen a la mayor brevedad posible» a la campaña de vacunación.

Tras asistir en Córdoba a la firma del convenio para la creación del Instituto de Zoonosis entre la Universidad de Córdoba y distintas Consejerías de la Junta de Andalucía, Aguirre señaló que Andalucía ha hecho esta propuesta al Gobierno de España en el ámbito de la Comisión de Salud Pública, ya que considera que es una cuestión que debe ser coordinada por «el Gobierno a través del Sistema Interterritorial de Salud».

Pese a entender que en la actualidad se dan las condiciones para que la Justicia avale una hipotética propuesta unilateral de la Junta de Andalucía en este sentido, Aguirre señaló a los periodistas que «sería ideal una modificación legal para que los juristas tuvieran una buena base legislativa y poder tomar la medida de la mejor forma posible».

En todo caso, argumentó el consejero, «cuando pedimos el carné de vacunación argumentaba el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que no había tenido acceso a la vacunación el cien por ciento de la población y era discriminatorio entre los que habían tenido acceso y no, actualmente tiene acceso a la vacunación todo el que quiera».

El titular andaluz de Salud se refería así al rechazo manifestado por el TSJA en agosto pasado a la petición de ratificación de la medida que el Gobierno regional le sometió a su consideración de limitar el acceso al interior de los establecimientos de esparcimiento y de hostelería con música a aquellas personas que pudiesen acreditar estar en posesión del certificado covid, acreditación de PCR o test de antígenos negativo en las 72 horas anteriores.

A su juicio, ahora, «debe cambiar la actitud o el posicionamiento del TSJA, ya que el que no está vacunado es porque no quiere, no porque no pueda».

De todas formas, se ha pedido al Gobierno central que «articule que el carné de vacunación sea obligatorio y hemos propuesto desde Andalucía que lo sea para entrar en los centros sanitarios y sociosanitarios» y la Junta se ha sumado la propuesta de otras comunidades autónomas a la hora de ampliar el requerimiento del carné de vacunación a «otras actividades de ocio nocturno y folclórico-deportivas».

Ello, precisó Jesús Aguirre, con la intención de «poder utilizar de la mejor manera posible el carné de vacunación como medida de garantizar, sobre todo, que todo el que se mueve en un espacio interior está vacunado e incitar a aquellos que voluntariamente no quieran vacunarse a que se vacunen porque sino van a tener limitada muchos accesos a muchísimos sitios».

Para el consejero, aparte de «la solución», la vacunación es «una obligación social», y ya que «tenemos vacunas suficientes, si no es por ellos», quienes no lo han hecho deberían hacerlo «por los demás».