El Málaga CF ha entrenado, este miércoles, en el anexo de La Rosaleda. El conjunto de Víctor Sánchez del Amo llevó a cabo, esta mañana, su segundo entrenamiento de la semana

Jornada matinal en la que un circuito físico de potencia y los habituales ejercicios técnicos con la pelota fueron los protagonistas.

Al margen del grupo, en el gimnasio, recibieron tratamiento de recuperación los no aptos físicamente Sadiku y el filial Cristo, así como Lombán (lesión muscular adductor izquierdo) y Juanpi (lesión pierna derecha).

La cantera tuvo una nutrida representación juvenil, con los porteros Miguel De la Osa y Adrián Quintela y el extremo Issa, cara nueva del día.

Mañana jueves, finalmente a las 17:30 horas, la plantilla blanquiazul volverá a ejercitarse en las instalaciones del Estadio La Rosaleda.