Aunque la fábrica seguirá cerrada cautelarmente hasta que el propietario lleve a cabo una serie de reformas

La Junta ha notificado a la empresa Sabores de Paterna que puede vender sus productos, entre ellos 14 lotes de carne mechada que fueron sometidos a análisis y han dado negativo en listeriosis. No obstante, la fábrica seguirá cerrada cautelarmente hasta que el propietario lleve a cabo una serie de reformas, porque lo que de momento no puede producir más productos.

Según han indicado a Europa Press fuentes de la Junta, la empresa puede seguir comercializando el resto de productos que no son carne mecha, mientras que de este último, solo puede vender los 14 lotes que han sido analizados y cuyos resultados han dado limpios. Por contra, el resto de la partida ha sido destruida.