#Pueblos de Málaga. Ojén, uno de los pueblos de Málaga más bonitos

El tiempo se ha detenido entre paisajes de ensueño y callecitas que transportan al pasado

Ojén, situado a 8 kilómetros de Marbella y rodeada por los bosques de las Sierras Blanca y Alpujata, es un paraíso para los amantes de la naturaleza y otro de los pueblos de Málaga con más encanto.
Durante un paseo por las callejuelas sinuosas y empinadas del centro histórico te trasladarás a su pasado morisco en el que predominan las casas de fachadas de un blanco impoluto que contrastan con el color de las flores en balcones y puertas, hasta alcanzar unas cuevas desde donde disfrutarás de una fantástica panorámica del pueblo y del entorno.
Además de las cuevas, otros puntos de interés son la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, construida a principios del siglo XVI, la Fuente de Los Chorros, el Museo del Molino de Aceite y el Museo de Aguardiente, una bebida típica de este pueblo.

El famoso aguardiente de Ojén

El aguardiente se elabora de manera artesanal desde hace siglos, se trata de un tipo de licor de vino, dulce y anisado. La fabricación tiene distintas etapas y la receta ha ido variando con el tiempo.

La publicidad de esta bebida destilada es famosa a nivel mundial. La melodía de “una copita de Ojén” fue viajando a través de distintos países. Este licor llegó a América hasta ser reconocido a nivel mundial. Picasso lo representó en el “Bodegón Español”, hasta Camilo José Cela lo describió en su célebre novela La Colmena. Otra figura de la historia, la maharaní de Kapurtala, Anita Delgado, lo llevo hasta India.