“Ese día celebramos dos fiestas, la democrática y la tradicional del Tostón, tomarse un buen tocino y castañas asadas es una buena forma de terminar la jornada electoral”

La fiesta se celebrará este domingo, 10 de noviembre, coincidiendo con las elecciones

Un año más Ojén celebrará una de sus fiestas más emblemáticas, el Tostón. Castañas y otros manjares de temporada dan en la lumbre la bienvenida al otoño. Será el próximo 10 de noviembre, por primera vez el segundo domingo del mes, puesto que esta fiesta se lleva celebrando desde los años noventa el primer domingo.

 

En su XXVII edición está previsto que esta tradición, declarada de Interés Turístico Provincial, reúna a más de medio millar de personas en las principales calles del pueblo para disfrutar no solo de la gastronomía, sino también de las múltiples actividades paralelas que se han organizado por parte de la Asociación Cultural San Dionisio en colaboración con el Ayuntamiento de Ojén.

 

En esta ocasión se prevé distribuir casi 100 kilos de castañas que se prepararán al estilo más tradicional, con una olla a la que se le han practicado unos agujeros en el fondo. Además, no faltarán ni el chorizo ni el tocino fresco a la brasa.

 

La jornada comenzará a las 10.00 horas en la Plaza de Andalucía, punto de partida de una ruta senderista en la que podrán participar grandes y pequeños y en la que se disfrutará de la fauna y la flora que rodea al pueblo.

 

Posteriormente, se ha organizado otra ruta, esta vez turística, por los puntos de mayor interés del pueblo, como la iglesia, la Fuente de los Chorros, Las Cuevas o las callejuelas blancas tan características, adornadas por las flores de los vecinos que les dan un color especial.

 

No se teme por la coincidencia con las elecciones que es meramente anecdótica para los organizadores de la Asociacion San Dionisio. La intención es que no estuviera tan cerca su celebración del puente de Todos los Santos. “Ese día celebramos dos fiestas, la democrática y la tradicional del Tostón, tomarse un buen tocino y castañas asadas es una buena forma de terminar la jornada electoral”, he comentado José Antonio Gómez, alcalde del municipio.

 

Por la tarde, se organizarán juegos populares entre los asistentes y el evento estará amenizada por la música de las pandas.

 

Esta festividad surgió a raíz de la recolección de castañas que tenía lugar en los parajes de Juanar y el Puerto de Ojén. Desde 1992, generalmente el primer domingo de noviembre después del Día de Todos los Santos se celebra esta fiesta que rescata la tradicional degustación popular en la plaza del pueblo en la que están citados pequeños y mayores para compartir unas horas entrañables y también con la finalidad de acercar esta celebración a aquellas personas que no puede ir al campo.